Así pues, con esta sencilla acción conseguiremos tres resultados:

  • Ahorro de agua: No hace falta regar tanto pues la humedad se mantiene más tiempo en la tierra.
  • Mejorar la salud de las plantas: No se les seca el terreno, mantienen el suelo húmedo.
  • Evitar que crezcan malas hierbas: Dicha capa evita que crezcan libremente.

Fuentes: Elaboración propia

Escribe un comentario