Antecedentes

En los últimos años, se han ido incorporando paulatinamente a nuestro día a día equipos que producen ahorros energéticos. Algunos de estos dispositivos, no solo reducen el consumo de energía, sino que disminuyen el gasto de otros recursos naturales, lo que implica un doble beneficio para el medio ambiente.

Uno de los ejemplos más conocidos son los perlizadores. Estos equipos ahorran agua al reducir el caudal del grifo sin que el usuario lo note y, al mismo tiempo, ahorran energía al reducir la cantidad de agua caliente utilizada. Al disminuir la demanda de agua el calentador funciona menos originando el ahorro.

Siguiendo con la filosofía de los perlizadores, se han desarrollado las llamadas duchas LED, equipos que a través de la iluminación proporcionan información sobre la temperatura del agua en cada momento. Estos nuevos dispositivos están compuestos por:

  • Generador interno. Proporciona energía suficiente como para activar el sistema de iluminación desde el momento en que se enciende el grifo.
  • Sensor de temperatura. Detecta la temperatura del agua en la ducha. Por tanto, establece el color que emiten los LED.
  • Iluminación LED. Incorpora un juego de LED cuyo mantenimiento no genera problemas debido a su alta eficacia y a su larga vida útil.

En general, las duchas LED se instalan de manera sencilla y no requieren de accesorios adicionales como baterías o pilas.

Funcionamiento

La mayoría de las duchas LED, emiten un color u otro en función del intervalo de temperatura a la que se encuentra el agua. Los intervalos de temperatura asociados a cada color suelen ser los siguientes:

  • Temperatura inferior a 32 ºC: color verde.
  • Temperatura entre 33ºC y 41ºC: color azul.
  • Temperatura entre 42ºC y 45ºC: color rojo.
  • Temperatura superior a 45ºC: luz roja intermitente.

La principal ventaja de este tipo de duchas es que el color del LED reduce el tiempo que el usuario tiene la ducha abierta esperando alcanzar su temperatura de confort, lo que conlleva una disminución del consumo de energía y de agua.

Las duchas LED contribuyen a disminuir el malgasto de agua y el consumo de energía a través de un sistema original y respetuoso con el medio ambiente pero, ¿realmente proporcionan ahorros energéticos suficientes que justifiquen su instalación?

Fuente: Elaboración propia / Flickr

Escribe un comentario