Por ello, se debe hacer un uso responsable de este preciado recurso y evitar su despilfarro. Existen muchos métodos de riego para conservar nuestras plantas a la vez que se consigue ahorrar agua.

Existen métodos de riego muy eficientes, como es el riego por goteo, que supone un ahorro de agua considerable.

Si, además, programamos el riego de forma que se haga en el momento del día de menor evaporación y durante el tiempo requerido para aportar al suelo la cantidad de agua exacta para un crecimiento óptimo de la planta, conseguiremos hacer frente a la seguía y favorecer a las plantas de nuestro jardín.

Sistemas de autorriego

El autorriego permite el riego de las plantas con un sistema extremadamente sencillo, sin necesidad de instalaciones complejas, conexiones, ni tuberías. Consta de un recipiente o depósito introducido en la tierra o en la base de la maceta que se llena inicialmente y, automáticamente, la planta va absorbiendo la cantidad de agua que necesita. Además, este sistema también te permite aplicar al mismo tiempo los fertilizantes necesarios.

El autorriego es ideal si no tienes tiempo para ocuparte de tus plantas o para garantizar su cuidado cuando sales de vacaciones.

¿Dispones en tu jardín de sistemas de riego automático para el ahorro de agua?

¿Has visto estos atractivos diseños?

Fuente: Elaboración propia /Tienda twenergy / Flickr

Author

Escribe un comentario