Las aguas residuales son aquellas que ya fueron utilizadas en áreas agrícolas, urbanas o industriales y, por ende, se consideran residuos. Los desechos generados en zonas agrícolas y en grandes ciudades colombianas, como Bogotá, Cali, Medellín, Cartagena y Barranquilla, encabezan la lista de los principales culpables de las aguas residuales en Colombia.

¿Cómo limpiar las aguas residuales en Colombia?

Tratamiento de aguas residuales

Para poder iniciar el tratamiento de aguas residuales en Colombia es necesario emplear químicos como el hipoclorito sódico, conocido por eliminar algas y bacterias para obtener agua pura y limpia. La otra opción para tratar las aguas residuales es utilizar un sistema de tuberías y dirigir el agua a una planta de tratamiento municipal.

Métodos físicos, químicos y biológicos

Tuberías

A la hora de eliminar los contaminantes que existen en el agua, se pueden emplear desde sencillos procesos físicos como la sedimentación (consiste en dejar que los contaminantes se depositen en el fondo por gravedad), hasta otros más complejos; como la filtración a través de mallas y tamizados, o la evaporación.

También se utilizan métodos químicos, como la precipitación química o la reducción electrolítica. Además, hay procesos biológicos, como son los lodos activos, filtros bacterianos o lagunaje, conocidos también como tratamientos secundarios. Son precisamente estos últimos los más habituales en el tratamiento de aguas residuales en Colombia.

Situación actual en Colombia

Unicef participa en el tratamiento de aguas residuales

La construcción de sistemas de tratamientos de aguas residuales en el país suramericano es una práctica relativamente reciente. Colombia trata 10% de las aguas residuales a pesar de contar con una capacidad instalada que alcanzaría 20%. Según un estudio del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), menos de la cuarta parte de los municipios de 21 departamentos analizados cuentan con una planta de tratamiento de aguas residuales.

Hoy en día, en Colombia existen 562 sistemas instalados en diferentes municipios; sin embargo, no todos los sistemas tratan la totalidad del agua residual producida. Se estima que solo 10% de los sistemas construidos tienen un adecuado funcionamiento.

La tendencia, en cuanto a sistemas de tratamiento de aguas residuales en Colombia, es la utilización de tratamientos secundarios, como la construcción de lagunas de estabilización (44%), sistemas de aireación extendida (9.4%) y filtros biológicos (7%).

Plantas de aguas residuales en el país suramericano

Plantas de aguas residuales

Planta de San Fernando

Un ejemplo de tratamiento de aguas residuales en Colombia es la planta de San Fernando, situada en el municipio de ltagüí. Esta planta recibe para su tratamiento las aguas industriales y residenciales de Envigado, Itagüí, Sabaneta, La Estrella y parte del sur de Medellín. San Fernando efectúa un tratamiento secundario y remueve entre 80% y 85% de la contaminación del agua antes de devolverla al río Medellín.

Planta de Bello

Otra estructura similar es la planta de tratamiento de Bello, en el Norte del Valle de Aburrá, considerada la más grande de Colombia. En ella se reciben las aguas residuales de residencias, industrias y comercios de Medellín y Bello. Las operaciones en esta planta ayudan a sanear el río Medellín.

En definitiva, el tratamiento de aguas residuales en Colombia es fundamental para la recuperación ambiental de las cuencas hidrográficas más contaminadas del país. Solo así será posible mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y, por supuesto, preservar la biodiversidad colombiana.

Write A Comment

Guardar en Pinterest