Anteriormente estudiamos qué es la lluvia ácida y cómo se mide, sin embargo, resulta necesario conocer cuáles son las causas que la originan para poder evitar aquellas de las que los seres humanos somos responsables. En el presente artículo te compartiremos algunas de las causas de la lluvia ácida.

Causas de la lluvia ácida: ¿qué la origina?

El dióxido de azufre y óxido de nitrógeno

Emisión de dióxido de carbono: una de las causas de la lluvia ácida

Las causas de la lluvia ácida están ligadas a dos compuestos: el dióxido de azufre y el óxido de nitrógeno. Si estos se acumulan en el aire pueden alcanzar altos niveles de concentración en contacto con el agua u oxígeno, causando una forma de contaminación ambiental.

El problema medioambiental que surge por su elevada concentración está relacionado con que ambas son sustancias que se disuelven fácilmente en el agua y pueden esparcirse con el viento. De este modo, grandes extensiones se ven afectadas por un único foco de contaminación.

Desastres naturales

Erupción volcánica y terremoto

También hay que señalar que la lluvia ácida puede ser originada por causas naturales, como erupciones volcánicas o terremotos. Estos desastres liberan gran cantidad de partículas contaminantes a la atmósfera, originando la llamada contaminación atmosférica.

Actividades del hombre

Actividades industriales

Otra de las causas de la lluvia ácida son las actividades del hombre, como las industrias o el uso generalizado de transportes con combustibles fósiles. Estas actividades también generan la liberación de partículas que contribuyen con la formación de este tipo de lluvia.

Además, es un problema preocupante porque la mayor parte de este tipo de contaminación suele producirse en áreas urbanas o industriales, donde se concentra la mayor parte de la población. Las fábricas o plantas industriales que utilizan combustibles fósiles como fuente de energía suelen tener chimeneas altas para emitir sus desechos.

De esta forma se reduce la contaminación local del aire, pero incrementa en otras zonas debido al viento. En el proceso, los contaminantes primarios (que son trasportados por los vientos) forman contaminantes secundarios (como vapor de ácido nítrico, gotas de ácido sulfúrico y partículas de sulfatos y nitratos) que terminan volviendo al suelo en las siguientes formas:

  • Como lluvia, nieve o niebla ácida y nubes de vapor (conocidas bajo el nombre de sedimentación húmeda)
  • Como partículas de ácido (también llamada sedimentación seca)

Lluvia ácida

Conocer las causas de la lluvia ácida facilita la sensibilización social hacia este problema medioambiental, de modo que podamos contribuir a su prevención. Si te interesa conocer más acerca de él, te invitamos a leer los efectos de la lluvia ácida, los cuales afectan no solo al ecosistema sino también a los seres humanos.

4.1/5 - (19 votos)

Write A Comment

Guardar en Pinterest