¿Qué es el ozono troposférico? ¿Cuáles son las actividades humanas que lo agravan? ¿Qué efectos tiene sobre la salud? En este post encontrarás las respuestas a todas estas preguntas y entenderás la importancia de reducir las emisiones. ¡Continúa leyendo y entérate de todo!

¿Qué es el ozono troposférico?

El ozono es una molécula química que normalmente se relaciona con la capa de ozono, pues es fácil recordar la prohibición de los refrigerantes que producían el agujero que preocupó a todo el planeta y que nos dejaba desprotegidos contra los rayos ultravioletas. Este impacto ambiental ha sido uno de los pocos que ha podido recuperarse, aunque todavía hoy quedan puntos en la Tierra donde se dan muchos casos de problemas en la piel debido al escaso grosor de la capa de ozono.

El ozono troposférico, en cambio, es perjudicial y es necesario reducirlo. Se denomina troposférico por el nivel de la atmósfera en el que se encuentra. A diferencia de la capa de ozono (a nivel estratosférico), el ozono troposférico se encuentra a nivel del suelo, donde tiene lugar la vida en el planeta.

¿Cuáles son las actividades humanas que agravan la pérdida del ozono troposérico?

El ozono, que en la estratosfera nos protege de los rayos solares, en la troposfera procede de la alteración de ciertos gases derivados de las emisiones contaminantes de los coches (Óxidos de nitrógeno y Compuestos Orgánicos Volátiles, COV)  expuestos durante largas horas a la radiación solar. El ozono, al no ser emitido directamente, se denomina contaminante secundario.

Efectos del ozono troposférico en la salud

Esta molécula es un oxidante muy potente que, en la troposfera, afectará tanto a la vegetación natural como a la producción de cultivos e incluso a la salud humana. En función de la concentración y el tiempo de exposición a los gases, los daños serán más o menos perjudiciales. Puede producir:

  • Tos.
  • Irritaciones en la faringe.
  • Irritaciones en la garganta.
  • Irritaciones en los ojos.
  • Dificultades respiratorias.
  • Empeoramiento de la función pulmonar.
  • Síntomas de malestar general.

En verano, por la mayor cantidad de horas de sol, puede alcanzar umbrales muy peligrosos para la salud y, por ello, es necesario hacer un seguimiento muy detallado de sus concentraciones. Por esta razón, existen mecanismos de información a la población de forma que se recomienda no hacer nada que suponga un esfuerzo en la calle durante las 10h y las 16h, que son los momentos de máxima concentración. Los niños, ancianos y personas con problemas respiratorios serán los grupos más sensibles.

Esta situación es más común en las regiones mediterráneas, donde coinciden situaciones anticiclónicas con grandes densidades de tráfico. Pero se prevé que se den pronto casos en la India, Brasil o China.

La única manera de reducir las emisiones es reduciendo los precursores NOx, COV, es decir, disminuyendo la cantidad de vehículos en las calles. Por lo tanto, serán imprescindibles políticas de movilidad sostenible como las que se proponen en la Guía para el aprendiz, para el más sostenible y para el más contaminante.

Escribe un comentario