El objetivo de esta iniciativa de la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente de la Generalitat Valenciana es preservar la salud de la población, especialmente para personas asmáticas o con problemas respiratorios, ya que en verano se registran los niveles más elevados de este contaminante, el ozono, por la elevada radiación solar, según indica la Generalitat.

Hasta el próximo mes de septiembre se analizarán los niveles de ozono registrados desde los 51 puntos de medición situados por toda la Comunitat Valenciana y diariamente se harán publicas las previsiones, que podrán ser consultadas tanto a través de la web: http//www.cma.gva.es/previozono, como directamente en el móvil mediante el envío de mensajes SMS, previa suscripción al servicio.

Contaminación del ozono

Se considera que el ozono es un gas con un alto poder oxidante, que en concentraciones elevadas, tiene efectos adversos sobre la salud humana, la vegetación y los materiales. Es decir, aunque el ozono (O3) es un componente natural de la atmósfera, si su concentración es superior a la normal se considera como un gas contaminante. Cuando la contaminación debida a los gases de escape de los automóviles es elevada y la radiación solar es intensa, el nivel de ozono aumenta. Según la Organización Mundial de la Salud, el límite es actualmente de 100 mg/m3 para un promedio diario de 8 horas.

Con este sistema, si se supera o se prevé superar los umbrales de ozono previstos en la normativa en alguna de las estaciones de medición que integran la Red Valenciana de Vigilancia y Control de la Contaminación Atmosférica, se informa «de inmediato» a la población. De hecho, si se produce una superación del umbral de alerta se activa automáticamente el protocolo para avisar a los vecinos a través del servicio de Emergencias de la Generalitat.
Durante los meses de marzo a octubre, es más probable la ocurrencia de picos elevados de ozono. Por ese motivo es el momento en el que se activa la vigilancia intensiva. ¡Todos podemos contribuir a mantenerlo a raya!

Fuentes: Econoticias / Previozono / OMS / Flickr

Escribe un comentario