En general todos los electrodomésticos suelen estar fabricados con compuestos altamente contaminantes, por esta razón están sujetos a unas normas propias que velan por generar la menor cantidad de residuos posible. En concreto los aparatos de aire acondicionado incorporan entre sus componentes, aceites y gases refrigerantes especialmente agresivos en términos medioambientales y por tanto es de suma importancia concienciar y colaborar en su adecuada gestión.

Es fácil imaginar que en un país de clima agradecido como es España, esta clase de dispositivos sean muy comunes en nuestra geografía. De hecho, los datos que arrojan las estadísticas ponen de manifiesto el ingente volumen de este tipo de contaminación. En 2012, la Fundación ECOTIC gestionó más de 1.600 toneladas de residuos procedentes exclusivamente de aparatos de aire acondicionado. Un 21% más con respecto al año anterior en el que se inauguró esta campaña de recogida y reciclaje.

La sensibilización va calando poco a poco entre instaladores y distribuidores y se ven sus frutos: ya son 700 las empresas adheridas a este programa conocido como ECOinstaladores. Entre todos ellos, y como acicate a su labor, el programa prevé premiar con equipos y herramientas profesionales de alta gama para el correcto tratamiento de los gases y aceites contaminantes a los que hayan conseguido reciclar el mayor número de residuos. Una doble recompensa a un trabajo bien hecho.

Fuentes: Twenergy / ecoticias / caloryfrio.com / Ecotic / Flickr

Author

Escribe un comentario