El proceso de captura de CO? consiste en la separación de este gas del resto de gases que se producen en la combustión ocurrida en centrales térmicas, refinerías de petróleo, fabricación de cemento e industrias siderúrgicas, fundamentalmente.

Captura de CO2 y almacenamiento

Cómo capturar CO?

Existen tres tecnologías de captura del CO?:

• En las tecnologías antes de la combustión, también llamadas de «precombustión», aparte de separar CO?, también se puede obtener hidrógeno que se utiliza para producir electricidad.

• Durante la combustión, se utiliza la tecnología llamada «oxicombustión», en la cual es más fácil separar el CO? por emplearse un aire más rico en oxígeno.

• Después de la combustión, o «postcombustión». Esta tecnología fue desarrollada hace más de 60 años con fines industriales y es la tecnología utilizada para su uso en las centrales térmicas actuales. El CO? es separado del resto de gases que se generan en la combustión convencional de combustibles fósiles.

Sea cual sea la tecnología empleada, una vez ha sido separado, el CO? se transporta mediante camiones, barcos o tuberías hasta el lugar seleccionado por unas características geológicas adecuadas, donde es inyectado y almacenado a profundidades superiores a 800 m. La inyección del mismo se realiza en rocas porosas y muy permeables, con gran capacidad de almacenamiento, cubiertas por otras totalmente impermeables que impide que el CO? pueda fluir a la superficie.

Los yacimientos de petróleo o gas agotados son los mejores candidatos para almacenar el CO?, dado que han probado su eficacia para almacenar fluidos sin escapes.

Otro lugar candidato de albergar CO? son los acuíferos salinos que contienen agua salada no apta para el consumo.

La fundación Ciuden, con sus dos plantas de desarrollo tecnológico en captura y almacenamiento geológico de CO?, constituye la institución de España para la investigación, desarrollo e innovación en estas tecnologías.

Fuentes: Elaboración propia / ciuden.es / flickr.com

Escribe un comentario