Coche de aire comprimido Cadillac AeraHa sido durante la última edición del Salón del Automóvil de Los Ángeles y, aunque no se ha desvelado exactamente cómo funciona el motor de este nuevo prototipo, la marca sí que nos ha ofrecido algunos datos. El aire comprimido es la fuente de energía de este modelo -de ahí su nombre- como alternativa al motor de combustión interna, que genera un mayor número de emisiones de CO2.

Lo mejor de este vehículo, y una de sus principales ventajas frente a los motores eléctricos, es que, según afirma el fabricante, este novedoso modelo promete tener una alta autonomía. La distancia que el Cadillac Aera podrá recorrer sin necesidad de hacer una recarga se estima en 1.000 millas, lo que equivale a unos 1.610 kilómetros. La carga estará almacenada en un pequeño tanque que se colocaría donde iría el depósito de gasolina de un vehículo tradicional.

Un diseño futurista

Aunque no se hayan desvelado los detalles técnicos ni cuándo podría fabricarse, sí que se conocen muchos sobre el diseño: las puertas de esta nueva apuesta de Cadillac se abren como los míticos Lamborghini, el vehículo está diseñado para cuatro ocupantes y es especialmente ligero (alrededor de 450 kilos).

Su apariencia tiene un cierto toque futurista. Según sus diseñadores, el modelo sigue la filosofía de la marca de «Arte y Ciencia» sin abandonar el diseño de lujo que acompaña a los Cadillacs. Frank Saucedo, Phil Tanioka, Jussi Timonen, Brent Wickham y Shawn Moghadam son las personas que han concebido este modelo cuya estructura poliédrica, según ellos, recuerda a elementos que se encuentran continuamente en la naturaleza.

El diseño original parte de una estructura muy sólida que ha intentado minimizar el número de piezas. En lo que concierne a la tecnología, el Cadillac Aera se basará, principalmente, en un sistema inalámbrico, lo que también contribuye a reducir el número de componentes y a crear un vehículo ultraligero. El coche contará con un sistema de comunicación V2V (vehículo a vehículo) para mejorar la seguridad activa.

Aunque de momento no sepamos los entresijos del funcionamiento del coche de aire comprimido, este nuevo sistema supone un paso más -después del coche eléctrico- en la búsqueda de soluciones a las importantes emisiones de CO2 que generan los vehículos. Todo ello sin renunciar al lujo, al diseño de alta gama y a la potencia de los motores de combustión interna.

Fuentes: Elaboración propia / el blog verde / Los Angeles Autoshow / diseno-art.com / (c) imagen: automobilesreview.com

Escribe un comentario