Tener un huerto en casa es una de las actividades que más gustan y motivan a niños y mayores. No hace falta tener una gran extensión, basta con dedicar un pequeño espacio en la terraza o en la cocina para producir alimentos de una forma sana. Así, no sólo aprenderán a respetar la naturaleza, sino que sentarán las bases de una nutrición adecuada.

Educación ambiental con un huerto en casa

El huerto en casa contribuye al desarrollo de la educación ambiental a través del trabajo diario, con tareas agrícolas que incluyen la preparación de la tierra, los tipos de siembra, la frecuencia de riego, el cuidado de las plantas, la recogida de los frutos y el control de plagas. Todo ello otorga a los niños una responsabilidad, unos valores y unos compromisos basados en el respeto al medio ambiente. Con el huerto urbano se potencia además el reciclaje orgánico para la obtención de abono, reduciendo así la producción de basura en casa.

Huerto en casa alimentación sana

El huerto urbano acerca a los niños a la naturaleza, les enseña las funciones vitales del sol, la luz, el agua, la temperatura y el clima. A todo ello hay que sumarle la ventaja de que es un beneficio económico para toda la familia, además de ser una apuesta segura por una alimentación sana, variada y equilibrada formada por frutas y verduras frescas bien cuidadas y libres de químicos. Con un huerto en casa no solo gana el planeta, sino también la familia entera.

 

Recomendación musical: Calvin Harris – This Is What You Came For ft. Rihanna

Author

Escribe un comentario