La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), está fundada en 1960 y compuesta por 34 estados (desarrollados) cuyo objetivo es coordinar sus políticas económicas y sociales.

Esta organización plantea diez consecuencias medioambientales para mediados de siglo XXI, que se derivan del modelo económico actual, un modelo de «no hacer nada».

Contaminación residuos suelo

Consecuencias futuras

Es curioso cómo nos aferramos a los múltiplos de cinco, y es que los sistemas de numeración de las lenguas naturales se basan en la cuenta de dedos. Por eso, la totalidad de los sistemas de numeración de las lenguas de la tierra, usan sistemas de numeración basados en la base 10 o la base 20.

En cualquier caso, mejor que sean 10 y no 20 pues con la primera ya vamos servidos. Las predicciones son:

  1. La demanda mundial de energía será un 80% mayor a la actual, y el 85% de esta energía procederá de combustibles fósiles, no renovables.
  2. Las emisiones de CO2  y de gases a la atmósfera aumentarán en un 50%, con lo que la concentración de gases de efecto invernadero podría alcanzar las 685 partículas por millón, (los científicos establecen como límite de seguridad 450 ppm y 2 grados de aumento sobre la temperatura actual).
  3. Con esta tendencia, el planeta experimentaría un aumento de temperatura de hasta 6 grados entre hoy y el 2050.
  4. La biodiversidad se reducirá en un 10%, con pérdidas en Asia, Europa y Sudáfrica.
  5. Reducción de bosques con una pérdida de hasta 5 trillones de dólares anuales. (Según estudio de Naciones Unidas sobre Economía, Ecosistemas y Biodiversidad)
  6. Si la demanda mundial de agua se incrementa lo esperado (un 55%), el consumo industrial será un 400% mayor que la actual, lo que implicará que el 40% de la población mundial vivirá en zonas afectadas por escasez de agua.
  7. La contaminación del aire se convertirá en la primera causa de mortalidad prematura, especialmente en la India y en los demás países industrializados.
  8. 1.400 millones de personas seguirán sin acceso fácil al agua y a la sanidad básica. La contaminación del agua intensificará las enfermedades y el daño a la biodiversidad.
  9. Los países que no forman parte de la OCDE aumentará el riesgo de exposición a productos químicos tóxicos, con medidas de seguridad insuficientes.
  10. Esperar a tomar medidas podría aumentar hasta en el 50% de estas consecuencias.

Contaminación del suelo

Inversiones a realizar

Esta Organización cuantifica en el 5,5% del PIB de cada año la inversión en medidas contra el cambio climático, lo que parece un esfuerzo asumible. Para España, con un PIB anual de 1 billón de euros, supondría del orden de 55.000 millones de euros este esfuerzo.

Pero la OCDE insta a los gobiernos a que adopten medidas medioambientales. Según el informe, los gobiernos deben crear una regulación más estricta para evitar las graves consecuencias medioambientales a largo plazo.

La importancia de actuar

No hacer nada ya no es una opción. Si los países no piensan en la eficiencia de los recursos, ni en cómo desarrollarán su actividad en un mundo con mayor restricción de estos recursos, podrían quedar fuera del mercado.

Nos encontramos ante el dilema del prisionero, un problema de la teoría de juegos que muestra como dos personas (en nuestro caso organizaciones) pueden no cooperar incluso si en ello va el interés de ambas.

Vista de rascacielos desde la calle

Estamos en una transición hacia una economía baja en carbono. Todos debemos trabajar para el día en que la energía limpia sea sólo “la energía”, las redes inteligentes o smart grids sean “los caminos”, los edificios eficientes “los lugares”.

Escribe un comentario