Producción biodiésel

De un tiempo a este parte, la necesidad de adoptar nuevas formas de energía es cada vez mayor. Así lo acredita la UE, cuyo objetivo para el 2020 es que el 10% del carburante utilizado en el transporte proceda de las energías renovables. Para que esto se convierta en realidad, actualmente se están investigando alternativas a los combustibles fósiles. Entre ellas se encuentran las microalgas, que funcionan como sumidero de dióxido de carbono (CO?) limpiando así la atmósfera. Aunque sus propiedades y aplicaciones todavía están en estudio, se prevé que en un periodo de dos años su aplicación en el mercado se convierta en una realidad.

Pero las ventajas de las microalgas van más allá. Son productoras de biodiesel, sirven como alimento animal y complemento para la industria farmacéutica y no necesitan de grandes espacios para ser producidas. Por todas estas características, su producción y comercialización se presenta como una posible fuente de energía del futuro.

Fuentes: Elaboración propia / elmundo.es (Baleares) / elmundo.es (Castilla y León) / Flickr

Author

Escribe un comentario