LifeStraw funciona como una pajita para refrescos: basta con introducir uno de sus extremos en el agua y succionar por el otro. La purificación del agua es inmediata, lo que nos proporciona agua potable limpia y segura en cualquier tipo de situación y lugar. Según su fabricante la empresa suiza Vesterdaard Fransen, este filtro elimina el 99,99% de las bacterias y el 99,9% de los parásitos protozoarios transmitidos por el agua. También reduce la turbiedad, filtrando hasta 0,2 micras.

El invento puede filtrar hasta un máximo de 1000 litros de agua, lo suficiente para que una persona pueda vivir durante más o menos un año. También hay una versión familiar: LifeStraw Family, creado para filtrar un máximo de 18.000 litros de agua, asegurando agua potable para una familia de cinco personas durante unos tres años.   

¿Cómo es capaz LifeStraw de potabilizar el agua de forma inmediata? Su tecnología incluye un diseño de ultrafiltración formado en su interior por un gran número de filtros y fibras huecas. Estos finísimos hilos tienen unos diminutos poros en sus paredes de un diámetro de 0,2 micras (unas 500 veces más pequeños que el diámetro de un cabello). Cuando el agua pasa a través de estas fibras, la suciedad, las bacterias y los parásitos se quedan bloqueados en estos poros. Su gran ventaja es que es un método puramente físico y no contiene productos químicos.

LifeStraw ha sido galardonado como “Mejor Innovación del Año» por la revista Time y supone una gran solución para las personas que viven en países en vías de desarrollo y no tienen acceso a agua potable. LifeStraw también ha sido un recurso muy valioso en lugares que han sufrido catástrofes naturales y crisis humanitarias.

La buena noticia es que ahora cualquier persona puede comprarlo por internet a un precio de 25 euros. Su portabilidad y su sencillez de uso le convierten en un utensilio muy práctico para senderistas y aventureros. Y es todo un éxito: ya se ha convertido en el filtro de agua más vendido del mundo.

Puedes comprar tu potabilizador de agua en nuestra tienda online haciendo clic aquí.

 
 

Fuentes: Vestergaard | Lifestraw

Author

Escribe un comentario