“Zapatero a tus zapatos” le debieron decir en su casa a la arquitecta Annie Mohaupt cuando en 2005 decidió cambiar sus planos de arquitecta por unas suelas de zapato con bandas de seda intercambiables. Al estilo de los grandes genios de la informática que pasaban día y noche en garajes de California ideando lo que luego llegaría a ser Microsoft, Apple, HP, Google y Youtube, la arquitecta utilizó su sótano de Chicago para  diseñar los primeros bocetos y establecer las bases sobre las que se consolidaría Mohop, un proyecto que va mucho más allá de una línea de sandalias.

Bajo los principios éticos de la responsabilidad social, el respeto por el medio ambiente y el comercio justo, Mohop ofrece un producto original y sencillo que incluye con cada par de suelas tres modelos distintos de tiras de seda intercambiables, permitiendo así  lucir tres sandalias ecológicas distintas por el mismo precio con el simple gesto de cambiarlas o anudarlas de distinta manera. Tanto las suelas como las telas respetan los principios fundacionales de Mohop. Las suelas están fabricadas en piel de imitación y maderas con certificación ecológica. Las telas, por su parte, proceden de saris indios que son reciclados artesanalmente por cooperativas de mujeres incluidas en proyectos de comercio justo.

Estas cooperativas están avaladas por la organización sin ánimo de lucro Jhoole con base en Maheshwar, India. Gracias al acuerdo ente Mohop y Jhoole el 100% del coste de fabricación de las bandas de seda se invierte en proyectos educativos y asistenciales radicados en esa zona rural de India.

Con tres colecciones distintas a la venta online y en distintos puntos de distribución de Estados Unidos, Canadá, Europa y Asia, Mohop ha demostrado que la moda no es incompatible con la preocupación por un planeta más limpio y justo. 

Fuente: Flickr

Author

Escribe un comentario