Movilidad sostenible es compartirEs en épocas de austeridad cuando nos damos cuenta de que se crea valor compartiendo recursos.

Entre las motivaciones que llevan a la gente a compartir  la que más pesa es el ahorro, pero también nos mueven cosas como el poder participar en una comunidad, el hacer algo por el medio ambiente o contribuir a la mejora de la eficiencia de los recursos  por aprovecharlos al máximo.

La mayor de todas las redes, Internet, nos ha facilitado mucho las cosas  para poder hacer los intercambios más rápidos y eficientes. Hoy en día se puede compartir todo. Podemos compartir música, opiniones en foros y redes sociales, cosas de segunda mano, el sofá de tu casa para dormir (couchsourfing) y hasta el tiempo.

Todas estas actividades se pueden considerar sostenibles por no tener que generar cosas nuevas, aprovechando al máximo los recursos. Pero lo que más va a beneficiar al medio ambiente es compartir el transporte, ya sea de personas o mercancías, debido al alto impacto en el medio ambiente que supone este sector en términos energéticos.

Compartir viajes

Lo de compartir viajes en coche no es algo nuevo, lleva ya tiempo inventado. Existen multitud de redes que conectan personas que quieren hacer el mismo viaje, ya sea para ir a trabajar,  para viajes de vacaciones o para viajes ocasionales. En algunas páginas de Internet  puedes calcular lo que ahorrarías, tanto en dinero como en emisiones, comparando ese mismo viaje en coche haciéndolo sólo o con más gente.

Compartir transporte de mercancías

La plataforma FretBay.com  se fundó en 2008 y comenzó trabajando en territorio francés, pero desde entonces se ha extendido a otros países como Reino Unido, Bélgica, Holanda o España.

Este sistema consiste en conectar particulares con empresas de transportes de un modo revolucionario. Los usuarios transportan sus mercancías con profesionales del sector, a los precios más bajos posibles y son evaluados por los usuarios del portal.

Se trata de aprovechar los reagrupamientos de mercancías y los regresos sin carga de profesionales del sector en mutua competencia, mediante un sistema de subasta inversa.

Con este modo de transporte de mercancías, se están evitando muchos viajes en vacío o a media carga, reduciendo en gran medida las emisiones de gases de efecto invernadero y, por tanto, minimizando la huella de carbono de este viaje.

Estamos ante una manera barata y muy sostenible de hacer mudanzas o transportar cualquier tipo de mercancía.

Resulta que nuestros padres tenían razón: Compartir es bueno, lo es para el medio ambiente y… ¡también para nuestro bolsillo!

Fuentes: TwenergyEUbusiness / Wikimedia commons

Escribe un comentario