Teléfono de papelPara ser más exactos, deberíamos hablar de cartón, o de un pliego de alto gramaje ya que el «sobeteo» al que sometemos a nuestros teléfonos no lo aguanta cualquier papel… El dispositivo en cuestión viene presentado a modo de recortable para que el propietario disfrute de la emoción de montarlo él mismo. Hay que tener especial cuidado, eso sí, en colocar perfectamente el circuito eléctrico, el chip y la tarjeta de telefonía móvil.

Ahora que ya casi nos habíamos olvidado de utilizar el papel para comunicarnos, la tecnología nos sorprende recuperándolo. O imitándolo. Este es el caso de la otra opción que nos ofrece la ciencia: el PaperPhone. Desarrollado a partir de la tecnología del papel y la tinta electrónicos, su apariencia fina y flexible, que admite incluso el doblez, se asemeja al papel real y permite escribir como si fuera tal. Todo esto en un auténtico teléfono inteligente. Desarrollado en universidades de Estados Unidos y Canadá, el todavía prototipo (se baraja la cifra de cinco años para poder posicionarlo en el mercado) apenas mide diez centímetros en el más largo de sus lados y en sólo unos milímetros de grosor esconde habilidades suficientes como para usarlo como e-book, netbook, reproductor de música y… teléfono, por supuesto.

Este dispositivo se sumaría a la lista de aparatos electrónicos que nos ayudan a reducir el consumo indiscriminado de papel con el ahorro consiguiente en talas de árboles. Además, el utópico proyecto de la oficina sin papel se acerca más gracias a este dispositivo, que no sólo ahorra celulosa sino que además se puede almacenar como un papel cualquiera, eso sí, en este caso tenemos que acordarnos de que también es nuestro teléfono.

Fuentes: Twenergy / La Brújula Verde / PC Actual / Informador.com / Flickr

Author

Escribe un comentario