SemáforoLos modelos de desarrollo urbano están cambiando en nuestras ciudades, con una tendencia a la descentralización que hace aumentar el tráfico y las distancias recorridas. Lo ideal sería tener una ciudad «amable con el peatón», compacta, que hiciera posible realizar a pie y en transporte colectivo los desplazamientos, con el consiguiente ahorro de tiempo, de energía y de impactos ambientales nocivos.

Esta preocupación hace que muchos expertos en urbanismo se planteen una remodelación de las ciudades.

El pasado otoño se celebró en Nueva York una exposición con el título «Our Cities, Ourselves«, que mostraba cómo serían diez de las grandes ciudades del mundo en 2030 si sus infraestructuras giraran en torno al transporte sostenible. Estos proyectos pretenden aplicarse en la mayor medida posible. Los arquitectos que los diseñaron afirman que requerirán transformaciones masivas, pero que no son difíciles de aplicar y son adaptables en cualquier ciudad del mundo.

Los problemas a los que se enfrenta el peatón en las ciudades son sobre todo problemas de accesibilidad y capacidad por falta de continuidad de aceras estrechas y con obstáculos, problemas de seguridad en los cruces y problemas de salud por emisiones atmosféricas y ruidos.

Los peatones más vulnerables son los niños, ancianos y personas con discapacidad, que cada vez salen menos de casa por miedo a encontrarse con estos problemas. Además los niños se consideran como «incapacitados» para el tráfico debido a que hasta los ocho años no empiezan a entender las reglas y sienten ansiedad por el tráfico de automóviles.

Para evitar que se pierda la buena costumbre de ir al colegio andando, el Ayuntamiento de Sevilla ha desarrollado un proyecto piloto para facilitar que los escolares puedan desplazarse autónomamente a pie o en bicicleta a sus centros educativos; además pretenden que hacer el recorrido de casa al centro escolar sea un espacio de convivencia y aprendizaje, y, por otro lado, disminuir los problemas de tráfico y de contaminación ambiental en el entorno escolar. El proyecto consiste en «Caminos Escolares» destinados a once centros (uno por distrito) y lleva a cabo dos tipos de actuaciones: sensibilizar a la población sobre la necesidad de cambiar los hábitos de vida y elaborar un proyecto de mejora del entorno de los centros educativos señalizando los caminos de acceso a los centros escolares.

Fuentes: Twenergy / Isel.org / Our Cities, Ourselves / ecotransportate.org / Flickr

Author

Escribe un comentario