Tarjeta roja a los vehículos contaminantesLa creación de las denominadas Zonas Urbanas de Atmósfera Protegida (ZUAP) y la clasificación de los vehículos entran dentro de un paquete de 90 medidas para mejorar la calidad del aire y cumplir los límites máximos de contaminación establecidos por la Unión Europea.

Con estas medidas se pretende mejorar la calidad del aire en las ciudades y combatir la contaminación ambiental. Se trata de un Plan muy necesario, ya que en España varias de las grandes ciudades sobrepasan los límites establecidos.

La clasificación de vehículos establece etiquetas numeradas del 1 al 4+. El primero (de color rojo) es para los vehículos diesel que más partículas contaminantes generan y para todos aquellos anteriores a 1992. El número 4+ (color verde) está reservado para automóviles eléctricos, híbridos y de gas. Los conductores de los vehículos más limpios disfrutarán de algunas ventajas, ya que tendrán una discriminación positiva en los accesos a aparcamientos, a la carga y descarga y en los peajes.

Una medida similar se ha puesto en marcha con éxito en ciudades de Alemania, Austria, la República Checa e Italia, además de Londres, donde se establecen zonas de baja emisión y también se clasifican los vehículos atribuyéndoles distintas categorías en función de sus emisiones contaminantes. En Berlín, por ejemplo, con ese sistema se han reducido las emisiones un 10%.

Además, el Plan incluye el desarrollo de un protocolo para reubicar las estaciones de medición de la contaminación y un sistema nacional de información en tiempo real de la calidad del aire.

Los municipios tendrán que tomar muchas de las medidas que impulsa el plan, como la creación de las ZUAP o el cambio de flotas de vehículos de servicio público como autobuses o camiones de basura y bomberos.

El tráfico, elemento contaminador

Muchas de las medidas se dirigen al tráfico, ya que el análisis de situación previo indicó que es el elemento clave para mejorar la calidad del aire. Para hacer más sostenibles los desplazamientos en las ciudades, la concienciación de los ciudadanos es un elemento importante. Por ello, están previstas campañas para fomentar una movilidad verde en las ciudades, como el apoyo a la bicicleta, los coches compartidos y el uso del tren.

Otras medidas se refieren a los puertos y aeropuertos, con estrategias de reducción de emisiones en el movimiento de maquinaria o la renovación de aeronaves y vehículos de movimiento de pasajeros. Pero también a la agricultura, como la rotación de cultivos, compost y biomasa y a la industria, donde será importante la reducción de emisiones y el control de riesgos.

En el año 2013, a la vista de los resultados alcanzados, se revisarán los objetivos del Plan y las medidas, incorporando aquellas que se consideran necesarias.

Fuentes: Twenergy / Fundación Entorno / FEMP / Flickr

Escribe un comentario