Crea tu propio huerto o jardín ecológicoLos factores más importantes a tener en cuenta son:

1.    Las condiciones climáticas:

La temperatura, humedad, vientos…son factores determinantes, ya que el tipo de planta que queramos cultivar se desarrollará en función de estas condiciones.

Existe un tipo de jardinería llamada “Xerojardinería” que consiste en plantar y cultivar como se hacía antes, es decir, con especies adaptadas a las condiciones climáticas en las que nos encontramos. De esta forma, las plantas no necesitan más cuidados que los básicos y pueden crecer sin ninguna dificultad.

2.    Tipo de terreno:

Aparte de las condiciones climáticas, otro factor a tener en cuenta es el tipo de suelo que tengamos. Para crear nuestro jardín o huerto ecológico es muy importante saber las características del suelo, si es o no rico en materia orgánica, si drena bien, o el pH.

Para crear un huerto eficiente necesitamos un suelo que sea fértil y que tenga un buen drenaje, para que el agua filtre y llegue por igual a todas las plantas.

3.    Selección de especies:

Tanto para huertos como para jardines una opción sostenible es hacer “policultivos”. Esto consiste en sembrar plantas de distintas especies unas cerca de las otras. De esta forma, se reduce la competencia entre ellas, ya que al no tener plantas de la misma familia cerca no compiten por los mismos recursos, no requieren la misma cantidad de agua, ni tienen el mismo ritmo de crecimiento.

Otra ventaja del policultivo es que las enfermedades no se extienden tanto ya que, al haber variedad de plantas, no todas son susceptibles al mismo tipo de plagas.

4.    Riego:

En los tiempos que corren el agua se ha convertido en un bien preciado debido a su escasez. Un gran consumo de agua se produce por el riego de los jardines y huertos, tanto de la ciudad como los particulares.

Es necesario ahorrar agua y, para ello, existen algunas técnicas que se pueden aplicar en nuestros huertos o jardines:

–       El acolchado consiste en cubrir la superficie del terreno con corteza de pino o paja. Esto evita que el agua se evapore rápidamente reteniendo más la humedad. También ayuda a mantener el calor en la tierra, que fomenta el crecimiento de los microorganismos.

–       Cuándo y cómo regar: es conveniente regar a primera hora de la mañana o al atardecer, para evitar las horas de mayor radiación solar. La opción de riego más recomendable es el riego por goteo,  ya que no se derrocha mucha agua y es la manera más eficaz para que el agua alcance todas las zonas por igual.

5.    Fertilizantes y plaguicidas ecológicos

Es importante tener un suelo sano para que nuestras plantas puedan crecer sin dificultades, sanas y resistentes.

Los fertilizantes artificiales contienen nitratos, que son los causantes de los daños en la atmósfera y la contaminación del agua. Para mantener nuestro huerto o jardín de la manera más sostenible y ecológica posible, la mejor opción es utilizar fertilizantes ecológicos como estiércol, compost, humus de lombriz…los cuales no sólo cuidan la salud de plantas y animales, sino que mejoran el rendimiento del suelo y su textura.

Escribe un comentario