Se ha creado el primer móvil que no necesita batería

Eso es lo que propone uno de los últimos inventos que han aparecido en el circuito universitario. Por ahora, solo es un prototipo, pero su potencial es bastante elevado. Unos investigadores de la Universidad de Washington han creado el primer móvil que no necesita batería para funcionar.

La energía que necesita la consigue de manera sostenible

El móvil sin batería permite hacer llamadas como lo haría cualquier teléfono normal, pero no necesita haberse pasado para ello horas conectado a la red eléctrica para estar cargado y en funcionamiento. Aunque el móvil no cuenta con batería, eso no quiere decir que no necesite energía para funcionar. A pesar de todos los avances, la sigue necesitando. Lo que hace especial a este terminal es que, por un lado, necesita menos energía para estar operativo y que, por otro, la consigue de un modo diferente.

Como explican en la presentación del dispositivo sus creadores, han eliminado del terminal lo que hace que hoy en día los teléfonos móviles necesiten tanta energía para funcionar. El dispositivo no convierte las señales analógicas en digitales, como hace ahora cualquier móvil cuando capta el sonido y lo convierte en datos digitales para que pueda operar, lo que hace que su consumo energético sea mucho más limitado.

El terminal sin batería se encarga de recolectar su propia energía echando mano de los recursos que hay a su alrededor, como pueden ser las señales de radio o la luz. «Hemos construido el que creemos que es el primer móvil que funciona que consume prácticamente cero energía«, asegura Shyam Gollakota, uno de los miembros del equipo de ingenieros eléctricos y científicos de computación detrás del terminal.

 

Cómo funciona el móvil sin batería

La transmisión de las voces en el terminal sin batería se hace aprovechando las ligeras vibraciones que se generan cuando se habla por teléfono, enviándolas a modo de señal de radio. Estos mensajes se mandan a través de una antena modificada para ello. Los creadores del dispositivo ya han probado a realizar llamadas usando Skype, demostrando que el móvil puede funcionar.

Sin embargo, no hay más que ver el vídeo en el que han mostrado su funcionamiento para comprender que, por el momento, el móvil sin batería no parece muy cómodo y que aún tienen mucho que trabajar en ello. Los investigadores están convencidos de que en un futuro las torres de telefonía o los routers podrían incluir la tecnología necesaria para leer las señales que genera este móvil. «Y si cada casa tiene un router», apunta otro de los inventores, «podrías tener cobertura con el móvil sin batería en cualquier lugar». 

En el futuro, los investigadores quieren mejorar el propio terminal y trabajar también en encriptar las conversaciones que se generen a través de estos dispositivos. Además, quieren que el móvil sin batería pueda tener también pantalla, para lo que prevén emplear pantallas de tinta electrónica (que consumen mucha menos energía que las pantallas tradicionales).

Las baterías, un elemento muy contaminante

El móvil sin batería no solo permitiría ahorrar energía, sino que también es mucho más respetuoso con el medio ambiente. Los dispositivos electrónicos son un problema, en general, en términos de contaminación, ya que crean chatarra electrónica de difícil procesado.

A eso se suma que los propios smartphones son potencialmente muy contaminantes, como demostraban no hace mucho un estudio de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Físicas de la Universidad de Surrey. Cada smartphone libera unos 95 kilos de CO2 a la atmósfera, según este estudio, a los que hay que sumar el peligro potencial de lo que guarda en su interior. En las entrañas de un smartphone se guardan 40 materiales tóxicos.

FUENTES: Elaboración propia, Ecodiario, batteryfreephone, Universidad de Washington

Author

Escribe un comentario