Emisiones de CO2 en el MediterráneoEl Foro Euromediterráneo de la Energía, encuentro regional de referencia en materia energética, celebró su quinta edición en Barcelona en octubre de 2011. Este evento internacional sirvió para resaltar la importancia que tiene para Europa la cooperación entre países para garantizar la seguridad del suministro y el cumplimiento de los objetivos medio ambientales en la zona.

El caballo de batalla está en el aumento del consumo de energía de los países emergentes. Se considera que la mayor parte de estos gases contaminantes -entre dos tercios y tres cuartas partes- proceden del consumo de energía. Parece ser que el origen del problema del incremento de las emisiones contaminantes en la cuenca mediterránea se encuentra en el aumento demográfico de los países del norte de África y su desarrollo económico. Esto ha provocado un aumento de la demanda energética de estos estados y, con ello, un incremento de estas emisiones de un 58%.

Para poder actuar de forma eficaz y contrarrestar esta tendencia los expertos indican que Europa debería movilizar recursos con el objetivo de actualizar las infraestructuras obsoletas de dichos países o construir unas nuevas. De este modo se facilitaría la transición hacia el nuevo modelo energético, donde la lucha contra el cambio climático deberá tener un papel protagonista.

De lo contrario, según los expertos, este fenómeno podría tener consecuencias negativas en diversos ámbitos como el suministro de agua, la incidencia de precipitaciones o la agricultura. Se estima que, aunque en Europa se ha logrado estabilizar la demanda energética, y con ello las emisiones, difícilmente se lograrán alcanzar los objetivos para que la temperatura no suba por encima de 3,5º a final de siglo.

Nuevo modelo energético

Esta realidad hace que sea necesario un impulso de la generación sostenible de energía, desplazando a los combustibles fósiles como el petróleo, que contribuyen a agravar la situación y cuyo precio, a raíz de los conflictos sociales acontecidos en países mediterráneos del norte de África este año sufrirá, según los expertos, una tendencia al alza. Resulta esencial garantizar un abastecimiento estable, sostenible y con precios razonables.

Este nuevo modelo energético deberá poner énfasis en los recursos energéticos renovables y desvincular el binomio desarrollo económico y mayor consumo de energía que se da en la actualidad. El bienestar y el progreso son compatibles con la eficiencia energética.

Para conseguir con éxito estos objetivos los expertos indican que la cooperación entre países en materia de energía es esencial.

Fuentes: Twenergy / V Foro Euromediterraneo de la Energía / Diario Oficial de la Unión Europea / Flickr

Escribe un comentario