Considerando que en países como Finlandia, Holanda, Letonia, Hungría o Lituania, la CCPV suponía en 2012 más del 60% de las compras (más del 80% actualmente en algunos países), se vislumbra un mercado potencial ingente para los próximos años en la oferta de servicios y productos con criterios medioambientales.

De los resultados de la encuesta desarrollada por la Fundación General de la Universidad de Alcalá se deduce que los servicios energéticos serán, con bastante diferencia sobre el resto, el principal componente innovador de la gestión ambiental en las Administraciones públicas. Posteriormente, se espera que otros elementos como la huella de carbono o el análisis del ciclo de vida se vayan incorporando a la CCPV.

En el caso de la edificación, el auge de los certificados de sostenibilidad como LEED o BREEAM fomenta también el uso de materiales certificados de bajo impacto, tendiendo cada vez más a la consideración del ciclo de vida como indicador universal.

La Unión Europea continúa desarrollando criterios ambientales para nuevas categorías de productos y servicios, totalizando en este momento 21 categorías aprobadas y algunas más en estudio (en verde cursiva):

Personalmente, me llaman la atención algunos de los resultados obtenidos:

– El precio sigue siendo el principal criterio de adjudicación en la Administración (y único en algunos casos), muy lejos de la calidad técnica o el servicio postventa, lo que es ‘pan para hoy y hambre para mañana’.

– La mínima concienciación existente con el uso del agua, cuando la tercera parte del territorio nacional está en riesgo de desertización.

– La oportunidad de negocio que puede suponer para las PYMES la progresiva introducción de criterios medioambientales, ya que requerirá una mayor especialización y una menor incidencia relativa del factor coste En resumen, conceptos como el análisis del ciclo de vida, huella de carbono o huella hídrica irán formando parte en breve del vocabulario habitual en los procesos de licitación pública. 

*Agradecimiento: Fundación General de la Universidad de Alcalá *Agradecimiento: Fundación General de la Universidad de Alcalá

Escribe un comentario