Y si la deforestación ya es en sí un problema preocupante, hay que añadirle el fenómeno de El Niño, puesto que, con la deforestación, la erosión y sedimentación de las cuencas y ríos se agravan, y esto empeora los efectos del temido fenómeno metereológico.

¿Cuáles son las causas de la deforestación en Colombia? La expansión de la frontera agropecuaria, especialmente para la tala ilegal, la minería e infraestructura, los incendios forestales y la presión por el crecimiento poblacional son algunas de las principales causantes de este problema.

¿Qué se puede hacer (y se hace) frente a la deforestación?

Una de las estrategias colombianas más importantes del momento (y donde las autoridades más fuerte están apostando) es Visión Amazonía, el ambicioso programa que busca reducir a cero la deforestación en la Amazonía colombiana para el año 2020.

La intención de Visión Amazonía es promover un nuevo modelo de desarrollo en la región, y cuenta con el apoyo de los gobiernos de Alemania, Reino Unido y Noruega, así como de organizaciones indígenas y campesinas, involucradas en preservar su hábitat, puesto que otro de los objetivos del programa es “mejorar la calidad de vida y el bienestar de las comunidades y los pueblos indígenas que allí habitan”.

El programa se plantea como hoja de ruta dos objetivos clave: luchar contra las causas de la deforestación a través de incentivos adecuados, del tal manera que las comunidades y sectores utilicen sustentablemente los bosques de la Amazonía; y mejorar la gobernanza para que las autoridades administren de forma sostenible los bosques. Si los objetivos trazados se cumplen, los citados Ejecutivos europeos colaborarán con un fondo de hasta 100 millones de dólares.

Y si la tala ilegal es uno de los factores que inciden en la deforestación, luchar contra ella es otro objetivo. En ello están el Pacto Intersectorial por la Madera Legal, con mesas forestales regionales y control de tráfico ilegal de madera. También sería interesante fomentar plantaciones forestales con fines maderables y crear conciencia en los consumidores para demandar madera legal certificada. En la misma línea, pero en el campo de la minería ilegal, trabajan el Ministerio de Ambiente, el Ministerio de Defensa y la Fiscalía General de la Nación.

Si estas propuestas funcionan, la emisión de millones de toneladas de carbono dismunirá, se preservarán los bosques y un importante corredor biológico entre la Amazonía y los Andes. Una buena noticia para Colombia y el planeta entero.

Escribe un comentario