Actualmente, existen distintos tipos de dispositivos cuya finalidad es ahorrar combustible modificando la transmisión o la densidad del carburante, evaporando el combustible o mejorando la combustión.

Estos “ahorradores” han generado cierto debate en cuanto a su fiabilidad, puesto que no está claro que cumplan con sus funciones.

Investigaciones y estudios sobre los ahorradores

La Environmental Protection Agency (EPA) de los Estados Unidos, la Asociación Americana de Automóviles y las revistas del sector Consumer Reports y Popular Mechanics, aseguran que la mayoría de los dispositivos no consiguen mejoras cuantificables. Incluso manifiestan que algunos pueden ser perjudiciales para el vehículo.

Indicador de depósito bajo de gasolina

Algunos expertos sostienen que el ahorrador de combustible podría producir una reducción del consumo si está basado en la reprogramación de parámetros. Consiste en relacionar el aire y el combustible y la sobrealimentación del software del motor.

Esta nueva programación del motor puede llegar al 10% de ahorro. El inconveniente de estas actuaciones es que puede suponer problemas con la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) o con la garantía oficial de la marca.

Alternativas para ahorrar combustible

Lo que sí se ha demostrado que consigue ahorros en el combustible es el modo de conducción. Existen incluso cursos para conductores profesionales, impartidos por las propias empresas, para que, a través de unos simples consejos de conducción eficiente, se alcancen ahorros económicos.

Asímismo, existen aditivos que pueden añadirse al vehículo, que limpian cualquier sedimento de combustible y consiguen una duración mecánica mayor. Un arranque del motor más suave reduce las emisiones de CO2 y el consumo de combustible.

Contador de kilómetros

No queda claro si existen dispositivos que consigan ahorrar combustible, pero los análisis realizados por expertos hacen pensar que actualmente no funcionan.

Sin duda, ya se han producido importantes avances en el sector de automóvil que han conseguido coches más eficientes y menos contaminantes, aunque aún queda mucho por recorrer. ¿Conoces algún dispositivo de este tipo? ¿Crees que llegaremos a encontrar un “ahorrador de combustible” que funcione?

Escribe un comentario