Es importante recordar que el aceite es un gran contaminante para nuestros ríos y mares. Un solo litro de aceite contamina 1.000 litros de agua. Por eso nunca hay que tirar el aceite usado por el sumidero. Podemos acumularlo en botellas y llevarlo a un Punto Verde donde le darán el tratamiento adecuado. La otra opción: utilizarlo para hacer excelentes detergentes líquidos para lavar la ropa. Un detergente hecho en casa con ingredientes naturales nos asegura un producto altamente biodegradable, inocuo para animales y personas y con un impacto muy reducido sobre el medio ambiente.

Ya aprendimos a preparar mascarillas caseras y a elaborar nuestros propios jabones artesanales para la piel. Ahora es el turno de saber cómo hacer detergente casero y ecológico con aceite usado. La receta para fabricarlo en casa con nuestras propias manos es muy sencilla. Necesitamos 2 litros de aceite vegetal usado, 25 litros de agua, 700 gramos de sosa cáustica y 2 litros de jabón líquido (tipo Marsella). Antes de empezar es importante colar el aceite usado para eliminar impurezas y tener a mano unos guantes, unas gafas de protección, un cubo grande de plástico y un palo de madera (o batidora).

Para empezar, vertemos 2 litros de agua fría en el barreño, donde luego echaremos lentamente la sosa cáustica, con mucho cuidado para evitar salpicaduras. Con el palo de madera removemos lentamente la mezcla. Es importante hacerlo en un lugar ventilado para evitar problemas con los vapores que desprenden y no tocar la mezcla con la mano, ya que coge bastante temperatura. Cuando esté bien disuelta, echamos despacio los dos litros de aceite usado y seguimos removiendo hasta que todo esté uniforme.

El siguiente paso es añadir 2 litros de jabón líquido. Tras remover bien, podemos añadir vinagre o algún tipo de aceite esencial para mejorar el olor de nuestro detergente. El vinagre es el suavizante más natural, económico y efectivo que existe para nuestra ropa. Otro elemento que podemos añadir de forma opcional es el percarbonato de sodio (también llamado agua oxigenada sólida). Nos servirá para blanquear el jabón y ayudar en el lavado de las manchas más difíciles.

Después, dejamos reposar 24 horas y al día siguiente añadimos 2 litros más de agua. La mezcla seguirá estando espesa, de modo que seguimos removiendo y añadiendo agua durante unos ocho días en total, hasta que la mezcla tenga una consistencia cremosa y uniforme (como la de un champú). Tras dos o tres días de reposo, nuestro detergente casero y ecológico estará listo para usar.

Author

Escribe un comentario