El vinagre, por ejemplo tiene un alto contenido en ácido, ideal para quitar la grasa. Los aceites esenciales y bioflavonoides del limón hacen de esta fruta un buen aliado contra las manchas; el jabón natural tiene sales de ácidos grasos que le convierte en un multiusos, mientras que el alcohol ayuda a desinfectar. Con estos ingredientes puedes preparar una serie de productos de limpieza respetuosos con el medio ambiente y con tu salud. Te damos las recetas:

Fregasuelos casero. Para elaborarlo, solo necesitas vinagre y jabón líquido natural.  Disuelve el jabón en agua caliente y añade el vinagre. Puedes incluir algún tipo de esencia natural para ocultar el olor a vinagre, como la lavanda o el árbol de té. Pero cuidado, utiliza esencias que se disuelvan bien en el agua, nada de aceites que puedan dejar el suelo resbaladizo. Puedes incluso sustituir el vinagre por alcohol, que además ayuda a un secado más rápido. Otro fregasuelos muy práctico y eficaz es el que se elabora con un limón grande exprimido por cada tres litros de agua. Combínalo con media cucharadita de bicarbonato sódico o unas gotas de jabón líquido natural y tendrás un buen producto ecológico.

Limpiacristales casero. Conseguir un producto que deje los cristales impecables es posible gracias a las propiedades del limón y del vinagre blanco. Sólo tienes que verter en un pulverizador un chorrito de limón y otro de vinagre por litro de agua. Frota con papel de periódico para abrillantar. Las cáscaras de los cítricos son también buenos aliados para limpiar superficies como cristales. Sólo tienes que sumergir la piel de dos limones, naranjas o pomelos en una botella de vinagre blanco destilado durante una semana y tendrás un producto casi milagroso.

Limpiador para superficies de acero inoxidable. Medio limón y un poco de sal o bicarbonato espolvoreado por encima son los únicos ingredientes que necesitas para tener listo un abrillantador casero muy efectivo, por ejemplo, para el fregadero.

Jabón para el lavavajillas. Tres cucharadas de jabón natural rallado mezclado con media tacita de vinagre por litro de agua harán que tu vajilla reluzca como nueva.

Limpia grasas para el horno. La sal y la canela son dos productos que te ayudarán a combatir las manchas del horno. Espolvorea ambas sobre la mancha aún con el horno caliente y deja que se enfríe. Retira con un trapo o un estropajo y te sorprenderá el resultado.

Limpiador desinfectante. Un limpiador muy eficaz para el baño por sus propiedades anti bacterianas es el que se elabora con agua y unas gotas de árbol de té. Agita bien la mezcla y deja reposar al menos 24 horas antes de usarlo. Puedes limpiar con este producto cualquier tipo de superficie.

Abrillantador de madera. Los suelos de madera son muy delicados, por ello hay que tener mucho cuidado a la hora de elegir un producto limpiador. Si es casero mejor que mejor: mezcla en un pulverizador ocho tazas de agua caliente, un cuarto de taza de vinagre blanco y dos cucharadas de jabón natural. Agita bien y pulveriza sobre la mopa. Tus suelos brillarán como el primer día.

Author

Escribe un comentario