Ingredientes

El ingrediente fundamental de un protector solar es el óxido de zinc, que tiene muchas propiedades beneficiosas para la piel, como la de eliminar el acné o protegerla contra infecciones, pero además añade 10 grados de protección de los rayos ultravioletas (UV) por cada cucharada añadida a la fórmula.

De óxido de zinc se añaden 2 cucharadas (o más si se desea obtener mayor protección).

El resto de ingredientes utilizados para la elaboración de este protector solar casero y ecológico son:

  • Media taza de aceite de oliva.
  • Un cuarto de taza de aceite de coco.
  • Un cuarto de taza de cera de abejas.

Elaboración

  1. Agregar todos los ingredientes menos el óxido de zinc y calentarlos y agitarlos al baño maría para que la mezcla sea homogénea.
  2. Una vez los ingredientes estén perfectamente integrados, se añade el óxido de zinc, con precaución para evitar respirar los gases que se puedan producir.
  3. Remover bien hasta conseguir una crema ligeramente espesa.
  4. Retirar del fuego.
  5. Dejar reposar unos minutos y envasar en algún recipiente, preferentemente de vidrio.

Consejos para su uso

Para reducir las probabilidades de que se desestabilicen los componentes, es mejor hacer pequeñas cantidades y agitar muy bien antes de cada uso.

Pese a disponer de un protector solar, siempre ha de evitarse la exposición al sol en las horas centrales del día.

Author

Escribe un comentario