Para aquellos preocupados por el bienestar nuestro planeta, tenemos buenas noticias: existe una crema para el sol que no deteriora el entorno natural.  

Pero… ¿Protege igual que una crema corriente?

La respuesta es afirmativa. La crema solar biodegradable crea una pantalla protectora en la piel que impide que los rayos UVA y UVB penetren en tu piel, además también consta de una numeración que indica el factor de protección, como cualquier otra crema.

Entonces… ¿Cuál es la diferencia?

La diferencia principal es la composición. Las cremas biodegradables no contienen aceites ni químicos dañinos para el medioambiente, unos ingredientes que sí incluyen las cremas comunes para que sea un producto homogéneo y fácil de aplicar.

Además, los botes tienen un coste más elevado ya que las sustancias empleadas por la industria son más caras, se trata de un producto con una demanda bastante baja y es, en cierta medida, novedoso.

¿Dónde la puedo comprar?

Adquirir cremas biodegradables no es difícil. Las puedes encontrar en cualquier farmacia o las puedes comprar a través de internet. Algunas marcas que venden este tipo de productos son Hawaiian tropic bio, Isdin fusión tatoo SPF 50+ y Isdn mineral SPF 50.

En algunos entornos naturales especialmente vulnerables, como los arrecifes de coral o la selva, es obligatorio utilizar este tipo de productos. Por ejemplo, en Riviera Maya, Xel-Ha y en algunos paraísos tropicales no dejan que los turistas accedan con cremas corrientes e incluso, si lo necesitas, puedes comprar allí mismo las cremas biodegradables.

De cualquier forma, aunque no sea obligatorio su uso, utilizar cremas biodegradables siempre será menos perjudicial para la naturaleza y nos ayudará a cuidar el entorno.

Fuentes: Acidohialurónico

Author

Escribe un comentario