La Navidad es una época de compras desmesuradas y grandes gastos. Para disminuir el consumo, ahorrar algo de dinero y fomentar un estilo de vida más sostenible, la opción de hacer nuestros propios adornos navideños es muy interesante, sobre todo si somos habilidosos con las manualidades. La mayor parte del material que necesitamos para fabricar nuestros adornos navideños lo tenemos en casa. Basta con ser creativos y consultar algunos tutoriales en Internet para conseguir buenos resultados.

 

  • Podemos empezar fabricando coronas navideñas caseras para la puerta de casa utilizando corbatas viejas, corchos de botellas, botones, viejas bolas de Navidad, ramas secas, piñas o incluso frutas.

  • No hay árbol navideño del que no cuelguen las vistosas bolas navideñas. Antes de salir a la tienda a comprar una caja nueva, hay que pensar en si tenemos bolas de otros años que podamos reutilizar. Con un poco de pintura y maña conseguiremos darles un lavado de cara y tener unos adornos nuevos sin gastar ni un solo euro. También podemos hacerlas con papel de revistas o periódico, fieltro, botellas de plástico, latas de cerveza o refresco y corchos que tengamos guardados.

  • Las guirnaldas son otro adorno muy popular en Navidad para decorar el árbol, poner sobre un cuadro del salón o adornar las barandillas del balcón. Podemos elaborar guirnaldas de bolas de papel hechas con la técnica del Origami o utilizar el aluminio de un paquete de galletas para conseguir un efecto diferente. Son muy originales las guirnaldas con formas de estrellas hechas con papel celo o envoltorios transparentes. Unas cápsulas de Nespresso o unos vasos de plástico forrados con papel son otras ideas muy interesantes. ¿Y qué tal un collage de fotos? Es la mejor forma de dar un toque personal a nuestros adornos.

  • Otro elemento decorativo que gusta especialmente a los niños es el calendario de adviento. Aquí podemos dejar volar nuestra imaginación y reutilizar materiales como papel, cartulinas, tubos de cartón de papel higiénico donde meter los regalos, fieltro, tela, sobres, bolsas de papel o cajitas.

  • Pero si hay un elemento decorativo que no puede faltar en una casa en Navidad ese es el árbol. Nada de comprar árboles de plástico o naturales, es mucho más barato y divertido fabricar un árbol con nuestras propias manos, por ejemplo, hecho con latas, CD´s o botellas PET. De esta forma reciclamos los residuos que tenemos en casa. Otra opción muy sencilla es hacerlo de cartón: podemos jugar con los colores de la Navidad y forrarlo con moqueta roja y verde o con tela.

  • Y para quienes no pueden pasar las Navidades sin un bonito Belén, también hay muchos vídeos y tutoriales en Internet que nos ayudan a fabricar uno en casa paso a paso. Papel, cartón, corchos o incluso ramitas secas pueden sernos de gran utilidad para hacer las figuras con todos sus detalles.

  • ¿Más adornos sostenibles para decorar la Navidad? Podemos hacer unos elfos navideños hechos con piñas y fieltro, unos adornos con chapas de botellas y pinzas, unos simpáticos pingüinos con bombillas o unos muñecos de nieve con vasos de plástico. La imaginación y la creatividad no tienen límite cuando hablamos de Navidad.

 

Fuentes: Reutilizar.com | Trucos y Astucias | Ecoinventos | Hogarmanía

Author

Escribe un comentario