¿Recuerdas la ilusión que sentiste cuando compraste aquel móvil? Y el tiempo que empleaste en decidirte por un modelo, ir hasta la tienda o esperar a que la compañía te lo enviase. ¿Y ese ordenador con el que has aprendido muchas cosas en tu vida? O ese televisor, que compraste hace años o que te dejaron en tu piso de alquiler y que, aunque viejo, te salvó de algunos momentos aburridos.

Invertiste tiempo y te desplazaste para conseguirlos, para tirarlos puedes hacer lo mismo. Los residuos electrónicos se reciclan, y es necesario hacerlo aunque para ello debas desplazarte, bien a un punto limpio o a una tienda de aparatos electrónicos. Regala supervivencia a tu planeta, porque es quien te mantiene con vida.

Residuos electrónicos

El post de hoy va dedicado especialmente a ese cajón en el que todos acumulamos móviles antiguos, el portátil viejo y todo tipo de cargadores que ya no recordamos ni para qué eran. Los residuos electrónicos como estos suponen toneladas de basura contaminante al cabo del año, y tú puedes cambiarlo.

Todos los dispositivos electrónicos están fabricados con componentes que no son en absoluto biodegradables, pero que además son en muchos casos altamente contaminantes como las baterías. Por eso, es muy importante que nos concienciemos de la importancia de deshacernos de ellos adecuadamente.

¿Qué deberíamos hacer para reciclar móviles, televisores, ordenadores y el resto de residuos electrónicos?

La respuesta seguramente la conoces ya: los famosos puntos limpios. Es cierto que cada vez más nos estamos habituando a llevar a esos puntos los grandes electrodomésticos como lavadoras o los frigoríficos, pero lo cierto es que nos cuesta más cuando se trata de reciclar móviles, ordenadores, cargadores o cualquier aparato electrónico más pequeño. Nos relajamos más si lo que tenemos que tirar «cabe» en la basura.

Si te preocupa el medio ambiente, lo mejor que puedes hacer es coger el toro por los cuernos. Es decir, ordenar por fin ese cajón lleno de cables, móviles que no funcionan y cargadores antiguos. Y por supuesto, acercar todo lo que decidas tirar al punto limpio más cercano. Si no sabes dónde está el punto limpio que te corresponde, puedes consultar la página web de tu ayuntamiento.

Pero además, queremos que tengas en cuenta otra alternativa: una especie de “plan renove” que muchas empresas de telefonía e informática ya tienen en marcha para reciclar móviles, televisores, ordenadores. Antes de comprarte un dispositivo electrónico nuevo, echa un vistazo a tu alrededor y pregunta si tienen en el establecimiento este tipo de ofertas. ¡Puedes sacarle partido a las cosas que ya no funcionan y encima le estarás haciendo un favor al planeta!

¿Cómo reciclar tu móvil?

Es cierto que los móviles nos ayudan a estar en contacto con los demás, que los podemos utilizar para trabajar, para hacer fotografías o como antena WiFi para el ordenador, entre otras funciones. Pero también es cierto que existe la obsolescencia programada, y ello hace que los móviles empiecen a fallar pasado un tiempo determinado.

Reciclaje de móviles

También puede suceder, y sucede a menudo, que los móviles son cambiados por nuevas versiones más modernas y con más funciones.

Cuando ello ocurre, existen varias alternativas para reciclar tu móvil:

Venderlo, algunas compañías ponen precio a ese móvil que no usas.

• Utilizarlo como complemento a tu móvil actual. Algunas funciones como escuchar música, ampliar la señal de WiFi e incluso como cámara para vigilar tu hogar pueden hacerse a través de tu móvil viejo.

Llevarlo a un punto limpio si ya no lo vas a utilizar para nada.

Usarlo como antena WiFi conectado a tu ordenador, ya sea portátil o de torre.

Guardar en él archivos que ocupan espacio en tu nuevo teléfono.

• Regalárselo a aquella persona que tiene menos recursos para comprarse un móvil nuevo.

Donarlo a una ONG.

• Consultar si entre las ofertas de tu compañía de telefonía existe la posibilidad de donarlo a cambio de un descuento para tu nuevo móvil.

¿Cómo reciclar tu ordenador?

En el caso de los ordenadores, cada vez son más potentes para poder ejecutar programas más perfeccionados. Ello hace que muchos de ellos se queden obsoletos, pero no significa que dejen de funcionar. Antes de deshacerse de un ordenador es necesario pensar si realmente ya no se puede utilizar pues es posible que todavía se puedan llevar a cabo algunas funciones con él.

Reciclaje de ordenadores

En Internet existen muchos tutoriales y artículos sobre cómo seguir utilizando un ordenador que tiene varios años. Pero, si has decidido que ya no lo quieres puedes:

• Llevarlo a un punto limpio. Los ordenadores contienen piezas cuyos materiales son tóxicos.

• Entregarlo a una tienda de ordenadores si vas a comprar otro. El motivo es que las empresas pagan a otras empresas de reciclaje por recoger el ordenador, si no vas a comprar otro es posible que no acepten el tuyo.

• Donarlo, si tienes la seguridad de que funciona.

• Actualizarlo, si ello te sale a cuenta.

¿Cómo reciclar tu televisor?

Los televisores que no funcionan correctamente, así como todos los aparatos eléctricos, pueden suponer un peligro. No importa los años que tenga el televisor, si no funciona es necesario acudir a un técnico y, si la solución es deshacerse de él, se deberán tomar precauciones. Un televisor puede tener una segunda vida, pero se debe tener en cuenta que en él se encuentran elementos tóxicos y, en algunos casos, grandes cantidades de electricidad estática, por lo que nunca deberán ser manipulados por una persona no profesional.

Para evitar contaminar o tener accidentes domésticos con el televisor que ya no funciona puedes:

• Avisar a tu ayuntamiento. Los ayuntamientos suelen tener un día en concreto en el que recogen muebles y electrodomésticos.

• Acudir a un punto blanco.

• Convertirlo en un elemento decorativo. Se trata de una bonita solución, pero solo si antes cuentas con un profesional que retire sus componentes con seguridad.

• Donarlo a una ONG, que retirará los elementos con seguridad y reutilizará los materiales de los que están compuestos.

• Si vas a comprar otro televisor, consulta en la tienda si ellos se pueden hacer cargo del que ya no funciona.

¿Cómo reciclar los cargadores?

Los cargadores que ya no sirven suelen amontonarse en cajones olvidados. Por ser elementos pequeños y relativamente baratos, parece que se les castiga cuando dejan de funcionar y dan lugar al tan temido momento por algunas personas de no poder cargar el móvil o el ordenador. En ese momento, se compra otro y es sustituido sin piedad pero, lo que es peor, sin consideración por el medio ambiente y sin ser conscientes de lo que puede provocar un cargador. Si tu cargador ya no funciona, no lo odies por ese momento en el que ha dejado tirado a tu aparato electrónico. Lo que puedes hacer es:

• En el caso de los cargadores para móviles, en la actualidad casi todos los cargadores son compatibles con la mayoría de terminales, pero puede suceder que no sea así. En ese caso, existen ideas para convertirlos en cargadores USB. Para ello, es necesario tener ciertos conocimientos o facilidad para aprender a hacerlo correctamente.

• Llevarlo a un punto limpio. De los cargadores se recicla la totalidad de sus componentes.

• En el caso de los cargadores para ordenadores portátiles, existen ideas en Internet para reutilizarlos pero, como ocurre con los cargadores de móviles, es necesario tener algunos conocimientos para llevarlas a cabo. Una buena idea es llevarlos a un punto limpio.

• Tomar medidas para que los cargadores no se estropeen rápidamente, algunos consejos para alargar la vida de los cargadores son:

• No dejarlos conectados a la corriente cuando no están siendo utilizados, ya que además gastan energía.

• No exponerlos al sol.

• Enrollar el cable sobre sí mismos.

• No tirar del cable al desenchufarlo.

• No utilizarlo en el baño, en la cocina ni en lugares húmedos.

Punto limpio cerca de mí

A través de la web de la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) es posible localizar el punto limpio más cercano a tu hogar. Así mismo, es posible consultar con tu ayuntamiento dónde puedes llevar tus residuos electrónicos y, para los aparatos más grandes, como pueden ser ordenadores y televisores, la mayoría de ayuntamientos disponen de un servicio de recogida. Para saber cuándo es posible dejarlos en la calle, será necesario hablar con el ayuntamiento y estipular un día y un horario.

Cabe recordar que abandonar aparatos electrónicos en la calle, muebles o electrodomésticos, puede ser una solución para aquellas personas que encuentran una oportunidad de contar con un sofá en buenas condiciones, por ejemplo, pero es una práctica ilegal. Aquellas personas que reciclan muebles o aparatos que encuentran en la calle, deben hacerlo en los días en los que está permitido dejarlos en la calle y antes de que pase el camión o furgoneta encargado de su recogida.

Coger muebles que están en la calle es legal y no se debe sentir vergüenza por ello, algunas personas que no pasan necesidades, incluso artistas reconocidos lo hacen para restaurarlos. Se trata de otra forma de reciclar, aunque coger electrodomésticos y elementos electrónicos puede ser peligroso pues no se conoce su estado.

Author

Escribe un comentario