Reciclaje de basura

Para contribuir en la reducción de residuos, se pueden adoptar muchas medidas. Una manera fácil y sencilla es el reciclaje de vidrio y papel. Aunque la mayoría de la gente ya lo hace, aún hay muchas personas que no. Éstas, deberían de valorar que por cada tonelada de vidrio que se recicla se ahorran 1.200 kg de materias primas, y 130 kg de combustible. Por su parte, por cada tonelada de papel que se recicla se evita la tala de 14 árboles, y se ahorran 50.000 litros de agua y 300 kg de petróleo.

Además del reciclaje, otra forma de crear menos basura es elegir productos que no vengan acompañados de envases o empaquetados innecesarios. Pequeños consejos como los citados, así como evitar dentro de lo posible la utilización del papel de aluminio o los productos de usar y tirar, son pequeñas medidas fácilmente adoptables por el consumidor con las que se consiguen mejoras globales.

Fuentes: Elaboración propia / IDAE / Flickr

Escribe un comentario