Si estás comenzando a familiarizarte con el reciclaje y deseas aprender acerca de qué objetos o materiales puedes depositar en cada uno de los contenedores o papeleras de reciclaje, llegaste al artículo ideal. A continuación te compartimos una guía de cómo reciclar, donde conocerás qué puedes verter en cada contenedor y, así, cumplir con el cuidado del medio ambiente a través del correcto reciclaje.

Tipos de contenedores de reciclaje y qué verter en ellos

Contenedor verde

Contenedor de reciclaje verde

El popular contenedor iglú verde está destinado a envases de vidrio sin sus tapones. Algunos ejemplos de lo que podemos verter en él son:

  • Botellas de vino, cerveza, licores, refrescos o zumos (¡que sean de vidrio!)
  • Frascos de perfumes, ambientadores y los desodorantes con pulverizador o roll-on
  • Tarros de conservas, mermeladas y otros alimentos

En el contenedor verde no deberás depositar objetos procedentes de vajillas, como vasos o copas. Asimismo, los vidrios planos (como espejos o ventanas) y las bombillas no deberán agregarse a este contenedor.

Es importante que antes de separar tu basura te asegures de que estás frente a un objeto de vidrio y no de cristal, ya que cada uno de ellos tiene tratamientos diferentes en cuanto al reciclaje se refiere. El vidrio o cristal debe diferenciarse para poder ser reciclado adecuadamente.

¿Recuerdas que mencionamos que en el contenedor verde solo debe verterse el vidrio de los frascos sin sus tapones? Esto se debe a que las chapas o tapones de los residuos de vidrio deben depositarse en el siguiente contenedor: el amarillo.

Contenedor amarillo

Contenedor de reciclaje amarillo

Continuando con nuestra guía de cómo reciclar nos encontramos con uno de los contenedores más utilizados: el amarillo. Aquí deberán verterse envases o frascos de plástico, metal, de tipo brik y de madera. ¡Conozcámoslos a profundidad!

Envases de plástico

  • Envoltorios de alimentos, como los que llevan los congelados, pastas, legumbres o bollería
  • Botellas de refrescos, agua mineral, aceite de cocina o mayonesa (¡que sean de plástico!)
  • Botes de productos de limpieza como detergentes, suavizantes o limpiadores de suelo
  • Envases de productos de aseo personal, como gel, champú o pasta de dientes
  • Bolsas de plástico que nos dan en los comercios para llevar nuestras compras
  • Bandejas de corcho blanco de verduras y carnes, hueveras de plástico y envases al vacío de charcutería y carnicería
  • Tarrinas de yogurt, postres y lácteos como mantequilla o quesos
  • El plástico transparente que recubre las revistas o el tipo film para conservar alimentos
  • Redecillas como las que llevan patatas y naranjas.
  • Vasos y platos desechables
  • El poliespán de los embalajes de electrodomésticos u objetos frágiles.

Envases de metal

  • Latas de conservas
  • Latas de refrescos y cervezas
  • Envoltorios metálicos como los de pipas, patatas fritas o café
  • Papel de aluminio y las bandejas del mismo material de precocinados
  • Chapas y tapas de metal de botellas y botes

Envases de tipo brik

  • Envases de leche, zumos, vino, sopas, natas o cremas

Cajas pequeñas de madera

  • Como las de puros, vino o cestas pequeñas de frutas y vegetales

Contenedor azul

Contenedor de reciclaje azul

Aunque el reciclado de plásticos es uno de los más importantes, el de papel y cartón también supone un importante beneficio para los ecosistemas. En el contenedor azul podrás depositar papel y cartón, pero deberás asegurarte de que no esté mezclado con grapas, cuerdas o adhesivos. Este contenedor de reciclaje es el destino de:

  • Libretas, libros o guías telefónicas
  • Sobres u hojas sueltas
  • Papel de regalo
  • Cartón de huevos
  • Cajas (de zapatos, electrodomésticos, cereales o galletas). ¡Recuerda plegarlas bien para que ocupen el mínimo espacio!
  • El rollo de cartón del papel higiénico
  • La parte de cartón de los envases de pilas y similares.

Antes de continuar con la guía de cómo reciclar es importante destacar que en este contenedor no debes depositar papel plastificado o barnizado, ni papel térmico de fax. Tampoco es recomendable depositar papel manchado; como servilletas usadas, papel de cocina o el cartón de las cajas de pizza. Estos últimos irán al contenedor gris de materia orgánica.

Contenedor gris y naranja

Contenedor de reciclaje gris y naranja

Aunque normalmente identificamos este contenedor con la basura orgánica (procedente de la comida), en realidad es donde debemos depositar todos los residuos que no vayan a otros contenedores y que no sean peligrosos. Así, en este contenedor irían:

  • Restos orgánicos de comida
  • Tapones de corcho
  • Cerámica, vajilla y cristales planos rotos (como los de espejos o ventanas)
  • Bombillas convencionales (las de filamento)
  • Pañales y compresas
  • Papel manchado de aceite, pintura o servilletas usadas
  • Plásticos que no son de envases, como juguetes o maquinillas de afeitar
  • Arena del gato y otros desechos animales

Aunque la ropa, zapatos y otros textiles se podrían admitir aquí, es preferible llevarlos a un punto limpio para su mejor gestión. En estas instalaciones podrás deshacerte de basura electrónica, escombros, aceites, pilas y mucho más.

Ahora que conoces qué debes depositar en cada uno de los contenedores, comparte esta guía de cómo reciclar con tu familia o amigos y colaboren en conjunto para favorecer el proceso de reciclaje en tu país. ¡Trabajando en conjunto podremos lograrlo! 😉

Escribe un comentario