Aunque las ventajas del reciclaje son indudables, debemos plantearlo como un último recurso. Antes de pensar cómo tratar nuestras basuras, debemos intentar generar menos y dar utilidad a nuestros residuos.

1. Contenedor verde, para envases de vidrio

El popular contenedor iglú verde está destinado a envases de vidrio sin sus tapones. Algunos ejemplos de lo que podemos verter:

• Botellas de vino, cerveza, licores, refrescos, zumos, mostos…
• Frascos de perfumes, ambientadores y los desodorantes con pulverizador o roll-on.
• Tarros de conservas, mermeladas y otros alimentos.

contenedor vidrio

Las chapas y tapones van al contenedor amarillo. Es importante separarlos para mejorar la calidad del vidrio reciclado. No debemos depositar otros tipos de vidrios o cristales como los procedentes de vajillas (vasos, copas…), vidrio plano (de ventanas, espejos…) o bombillas y fluorescentes.

Si no sabes cómo diferenciar el vidrio del cristal, lee nuestro post.

2. Contenedor azul, para papel y cartón limpios

Deposita aquí papel y cartón, pero intenta que no esté mezclado con grapas, cuerdas, adhesivos… Este es el destino de:

• Libretas, libros, guías telefónicas…
• Sobres y hojas sueltas
• Papel de envolver
• Cartón de huevos
• Cajas (de zapatos, electrodomésticos, cereales del desayuno, galletas…). Recuerda plegarlas bien para que ocupen el mínimo espacio.
• El rollo gris del papel higiénico
• La parte de cartón de los envases de pilas y similares.

contenedor azul papel

No debemos depositar papel manchado, como pueden ser servilletas, papel de cocina o el cartón de las cajas de pizza, que irán al contenedor gris de materia orgánica. Lo que sí podríamos es separar la parte de arriba, que suele estar menos manchada. Tampoco debemos depositar papel plastificado o barnizado y papel térmico de fax, muy frecuentes en las oficinas.

3. Contenedor amarillo, para envases de plástcio, metal, briks y madera

a. Envases de plástico

• envoltorios de alimentos, como los que llevan los congelados, pasta, legumbres, bollería…
• botellas de refrescos, agua mineral, aceite de cocina, mayonesa…
• botes de productos de limpieza tipo detergentes, suavizantes, limpiadores de suelo…
• envases de productos de aseo, como gel, champú, pasta de dientes…
• las bolsas que nos dan en los comercios para llevar nuestras compras
• las bandejas de corcho blanco de verduras y carnes, hueveras de plástico y envases al vacío de charcutería y carnicería,
• tarrinas de yogurt, postres y lácteos como mantequilla, quesos…
• el plástico transparente que recubre las revistas o el tipo film para conservar alimentos
• redecillas como las que llevan patatas y naranjas.
• vasos y platos desechables
• el poliespán de los embalajes de electrodomésticos u objetos frágiles.

Contenedor amarillo plastico

b. Envases metálicos

• latas de conservas
• botes de refrescos y cerveza
• envoltorios metálicos como los de pipas, patatas fritas, café…
• el papel de aluminio y las bandejas del mismo material de precocinados
• chapas y tapas de metal de botellas y botes

c. Envases tipo brik:

De leche, zumos, vino, sopas, natas y cremas…

d. Cajas pequeñas de madera:

como las de puros, vino o cestas pequeñas de fresas y otros vegetales.

4. Contenedor gris y naranja, para restos

Aunque normalmente identificamos este contenedor con la basura orgánica procedente de la comida, en realidad es una especie de cajón de sastre donde debemos depositar todos los residuos que no vayan a otros contenedores y que no sean peligrosos. Así, en este contenedor irían:

• Restos orgánicos de comida
• Tapones de corcho
• Cerámica, vajilla y cristales planos rotos (como los de espejos o ventanas).
• Bombillas convencionales (las de filamento)
• Pañales y compresas
• Papel manchado de aceite, pintura o servilletas usadas.
• Plásticos que no son de envases, como juguetes o maquinillas de afeitar.
• La arena del gato y otros desechos animales.

contenedor no reciclable

Aunque la ropa, calzado, cuero, trapos viejos u objetos metálicos pequeños se podrían admitir aquí, es preferible llevarlos a puntos limpios para su mejor gestión.

Cuando tengas duda sobre dónde depositar algo, utiliza este contenedor. Al llegar a vertedero las basuras son segregadas, por lo que en caso de error un residuo tendrá una última oportunidad de ser correctamente tratado.

Descarga la Guía de reciclaje completa en PDF.

Escribe un comentario