Las calles de Vancouver se pavimentan con plástico recicladoConsiderada como una de las ciudades con mejor calidad de vida en el mundo, Vancouver se ha puesto la meta de convertirse además en la urbe más ecológica antes del 2020. Entre sus apuestas para lograr este objetivo tan ambicioso destaca el programa “Cero residuos” que incluye, además de otras propuestas, un proyecto para asfaltar sus calles con un compuesto que incorpora plástico proveniente del reciclaje doméstico. Superpave 19 mm, como han bautizado a este nuevo firme, reúne en un solo producto dos componentes ya reciclados puesto que además del plástico, convenientemente fundido y granulado, incorpora asfalto de “segunda mano”.

Mientras el asfalto convencional requiere alcanzar los 160ºC de temperatura para proceder al pavimentado, a esta fórmula le basta con 121ºC para poder adaptarse al terreno gracias a la cera que se consigue con la amalgama de bolsas y diversos envases de plástico procedentes del consumo doméstico de varias capitales canadienses. Esta circunstancia consigue una ventaja medioambiental adicional dado que además de ahorrar energía en el calentamiento de la mezcla, se reducen las emisiones de gases volátiles que se desprenden en las labores de asfaltado convencional. Además, permite acometer los duros trabajos de cimentación en cualquier temporada del año, no sólo en el tórrido verano.

Por si fueran pocas todas estas ventajas, el porcentaje plástico de la fórmula ayuda a proteger la consistencia de este asfalto alargando su vida útil. Como de costumbre, la única pega es el elevado coste del Superpave 19 mm que triplica al del asfalto tradicional pero sin duda se trata de una inversión rentable. Más que nunca los vancouverenses pueden decir que ¡la calle es suya!

Fuentes: Twenergy / Ecogaia / Ecoosfera / Flickr

Escribe un comentario