Manualidades de reciclajeAlgunas sugerencias para hacer manualidades de reciclaje

Las manualidades de reciclaje pueden ser de varios tipos. Las hay tan bonitas como esta lámpara hecha de bolsas de plástico. Con ella, no sólo obtendrás un objeto decorativo, sino que ayudarás al reciclaje de uno de los productos que más daño hacen al medio ambiente: la fabricación y la eliminación de las bolsas de plástico en nuestro país implican la emisión de 440.000 toneladas de gases de efecto invernadero. En España se usan anualmente alrededor de 16.500 millones de bolsas de plástico y, teniendo en cuenta que sólo se recicla el 10% de ellas y que tardan más de 150 años en degradarse, nos podemos hacer una idea de los efectos que conllevan en nuestro entorno.

Si lo que quieres es hacerte un regalo a ti mismo, también puedes aprovechar esas cosas que creías que ibas a tirar, que todavía no lo has hecho porque te da pena, pero que jamás usarás. Ese cinturón al que se le está levantando la piel ya no tiene por qué ser lanzado a la basura. Puedes decorar sus bordes para darle un estilo original, mediante retazos de telas que ya no uses pero que siempre guardaste por si en algún momento las podías volver a necesitar: sólo tienes que coserlos de manera aleatoria en los bordes del cinturón, en cualquier caso le darán un toque hippie.

También puedes hacer lo contrario: convertir en cinturón una vieja camiseta usada. Para ello, lo único que debes hacer es recortar en trozos la camiseta, trenzarlos y colocar una hebilla al final, tal y como se ven en estas imágenes.

También tus hijos o hijas pueden disfrutar con el reciclaje. Coches y otros juguetes hechos con cajas de cartón, fantasmas con ojos de blisteres de medicamentos y telas o botes para lápices hechos con envases reciclados, son algunas de las cosas que puedes realizar, pero también es posible que a ellos se les ocurran muchas y más creativas opciones. ¡Mantén a tus pequeños entretenidos sin malgastar el dinero!

El reciclaje está de moda

Que el reciclaje es una tendencia que ya está poco a poco entrando en nuestras conciencias, ya lo sabemos. Pero puede que no todo el mundo sea consciente de que el reciclaje, no sólo está de moda, sino que también ha entrado en la moda. El término, trashion (de trash, basura o desperdicio; y fashion, moda) surgió en Nueva Zelanda en 2004 y cada vez ha ido adquiriendo más protagonismo a medida que el ecologismo lo alcanzaba. Se trata de aprovechar todo tipo de materiales usados para crear con ellos vestidos de alta costura.

Creaciones como un vestido de novia hecho de más de 2.000 filtros de café, faldas fabricadas con papel de periódico, vestidos elaborados con sacos de patatas o de basura que incluyen hasta un cinturón fabricado con cinta de cassette, son algunas de las que más sorprendieron en el desfile de la diseñadora Verónica Coleman. Dicen que el favorito del público fue un vestido de hecho a partir de las revistas Rolling Stone.

Fuentes: Twenergy / Las manualidades, web dedicada a artesanías hechas a mano y a consejos prácticos para el hogar / Ecologia verde / recyclart.org / Green Diary / Flickr

Author

Escribe un comentario