Existen muchas actividades sostenibles que se pueden realizar en familia. Te presentamos algunas manualidades de reciclaje que pueden servir de modelo educativo a los niños, siendo una actividad divertida y sencilla. 

Juguetes reciclados para niños

Ejemplos de manualidades sostenibles con el medio ambiente

  1. Convierte un yogur en maceta. Seguro que tú mismo ya hiciste esto de pequeño. Pues bien, plantar algo en el envase vacío de un yogur, es una manera divertida de enseñarle a los más pequeños a reutilizar los envases. Y además, aprenderán lo que es tener una responsabilidad ya que la vida de la plantita depende de si ellos se acuerdan o no de regarla.
  2. Diseñar sus propios juguetes. Proponle a tus hijos que inventen un juguete con un envase usado, por ejemplo una botella de 2 litros. Seguro que a ellos se les ocurren miles de ideas locas, pero por si ese día no están muy imaginativos corta la botella por la mitad a lo largo, ¡tendrás un divertido barco para la hora del baño!
  3. Apúntales a talleres de reciclaje. Existen muchas pequeñas asociaciones de barrio que organizan este tipo de talleres para niños, especialmente en las vacaciones de Navidad y verano. Este tipo de actividades son una oportunidad genial para educar en medio ambiente a los niños y dedicarte un ratito libre para ti.

Éstas son sólo algunas pequeñas ideas para ayudarte a enseñar a tus hijos a cuidar del planeta. Si eres un amante de la naturaleza es fundamental que dediques buena parte de tu ocio a inculcarle a tus hijos estos valores. Porque al fin y al cabo, los que estarán aquí el día de mañana serán ellos.

Escribe un comentario