El papel que se recicla puede ser el papel molido, que son los recortes y trozos de papel sobrantes en la manufactura del papel y se recicla en la fábrica de papel, los desechos post-consumo, que son aquellos papeles ya utilizados que el consumidor desecha, como pueden ser revistas, diarios, papel de oficina… y desechos pre-consumo, aquellos que han sido descartados para prepararlos para el consumo.

¡Además descubre lo que son las Ecobolsas y el reciclaje!

Papel para reciclaje

Cuando se recicla el papel, en realidad lo que se está reutilizando es la celulosa, la parte de su producción que proviene de los árboles. Pero si la celulosa está dañada o el papel o cartón contienen otros elementos, como suciedad que no se puede quitar, plastificaciones, encerados o parafina, no se puede reciclar. Así, existen dos grupos de papeles para el reciclaje:

Papeles que SÍ se pueden reciclar

Guías telefónicas, sobres, papel continuo, papel de impresión y escritura, catálogos, folletos, listados de ordenador, periódicos, libros, revistas, envases, carpetas y subcarpetas y embalajes de cartón.

Papel de oficina para reciclar

Papeles que NO se pueden reciclar

Papel encerado o parafinado, etiquetas adhesivas, papel higiénico-sanitario, papel alimentación (el que se utiliza en las carnicerías y pescaderías), papel o cartón manchados de grasa, papel térmico de fax, papel fotográfico, tetrabricks, bolsas de plástico, papeles engomados, papeles de regalo, papeles pegados.

Papel fotográfico

Al reciclar el papel, este se reduce a pasta de papel mezclándolo con disolventes químicos para separar las fibras del papel y retirar todos los materiales que no son papel. Posteriormente, se centrifuga la pasta separando los materiales según su densidad. Finalmente, la mezcla se vierte en tanques de gran tamaño en los que se les aplica burbujas de aire para eliminar las tintas impresas. Si se decide blanquear el papel, se utiliza para ello peróxido de hidrógeno o hidrosulfito de sodio.

Uso del papel reciclado

Se estima que, aproximadamente, la fibra de celulosa del papel puede volver a utilizarse hasta seis veces. Ello abarata el coste del papel, por lo que cada vez más las empresas utilizan papel reciclado. El papel reciclado de menor calidad se utiliza para la fabricación de embalajes y cajas, el de mayor calidad es utilizado como material de oficina y consumo.

Papel para reciclar

No se debe confundir el papel ecológico con el papel reciclado. El papel ecológico es denominado así porque para su producción se ha reducido la cantidad de energía y recursos naturales que se utilizan, y su blanqueamiento se lleva a cabo a base de oxígeno o sus derivados o utilizando otros procesos en los que no se utiliza el cloro.

Algunas empresas elaboran papel reciclado con semillas insertadas entre sus fibras. La finalidad es que, cuando se haya terminado el uso del papel, se planten los trozos que contienen semillas. Algunas de ellas dan lugar a plantas alimenticias, otras a flores.

La primera vez que se elaboró este tipo de papel fue en Japón, como iniciativa del periódico Mainichi Newspapers Co. Ltd. Lanzó una edición especial de su periódico escrito con tinta vegetal y en el que estaban insertadas gran cantidad de semillas. Una vez terminado de leer el periódico, se podían plantar los trozos de papel que contenían semillas. Esta idea llegó a Europa y en la actualidad existen varias empresas que venden papel de floración o lápices verdes, los cuales se pueden plantar una vez ya están gastados. Sin duda un buen regalo para todas las personas y niños, también para hacerse un autoregalo, tan necesario muchas veces y merecido todos los días.

Papel reciclado: beneficios

Cuando tenemos un papel en la mano, pocas veces nos paramos a pensar qué recursos se han utilizado para su fabricación. Debemos tener en cuenta que el 90% de la pasta de papel está hecha con madera, utilizándose para la producción de papel un 35% de árboles talados.

Una tonelada de papel de periódico reciclado ha ahorrado una tonelada de madera, al reciclar dos toneladas de papel impreso o de copia se han ahorrado dos toneladas de madera. Muchos fabricantes de papel vuelven a plantar árboles para asegurarse un abastecimiento continuo. Se calcula que si se reciclase la mitad del papel del mundo se evitaría talar 20 millones de hectáreas forestales.

También se debe tener en cuenta los litros de agua que se ahorra al reciclar el papel, los litros de aceite, los contaminantes y la cantidad de energía. Las empresas de reciclaje de papel suelen utilizar energía procedente de la biomasa. En cuanto a la contaminación, reciclar disminuye en un 35% la contaminación del agua y en un 74% la contaminación del aire.

Además de para mantener un equilibrio con la Naturaleza, los seres humanos necesitamos a los árboles por varias razones. Los árboles capturan el agua de lluvia y la transfieren al suelo, lo que recarga las reservas de agua subterránea. Así mismo, los árboles absorben el CO2 de la atmósfera, proporcionan oxígeno y absorben olores y gases como el óxido de nitrógeno, dióxido de azufre, amoníaco, ozono y partículas volátiles, todos ellos nocivos para nuestra salud.

Textura de papel reciclado

La textura del papel reciclado se consigue durante el proceso de fabricación. Según el método empleado, dan lugar a un papel satinado, mate, autobrillo, glaseado, couché, apretado, ahuecado, autobrillo o vitela. En la actualidad es posible encontrar papel reciclado de diferentes texturas y para distintos usos.

Bolsa Reciclada

Bolsas de papel reciclado

Las bolsas de papel tienen muchas ventajas en su uso. Si además son de papel reciclado, estamos haciendo una labor por el planeta y por nosotros. Las ventajas de las bolsas de papel reciclado son:

• Su proceso de elaboración es lo más respetuoso posible con el medio ambiente.

• El coste de su proceso de elaboración es menor.

Resistentes.

Biodegradables.

• Útiles para varios usos.

• Son una marca de empresa llamativa y ecológica, lo que hace que los clientes simpaticen con la empresa.

Elegantes.

• Personalizables.

• Tienen varios formatos.

Económicas.

Manualidades papel reciclado

Realizar manualidades es beneficioso tanto para los niños como para las personas adultas y de la tercera edad. Mejoran la psicomotricidad, aumentan la autoestima, ayudan a la concentración, relajan, fomentan las relaciones sociales al hacerlas en equipo o al acudir a talleres y si se hacen con materiales reciclados son más económicas.

Hacer manualidades con papel reciclado es una forma de enseñar a los más pequeños, y a los jóvenes, la importancia del medio ambiente para nuestra supervivencia y calidad de vida.

Manualidades papel reciclado

Cada persona le puede dar un nuevo uso al papel que tiene en su casa, como revistas, periódicos, papel de regalo, etc. Con ellos se pueden crear infinidad de objetos, desde bolsos hasta relojes de pared, marcos para cuadros, flores de papel, originales adornos para el hogar o la oficina, cestas de papel… existen una gran cantidad de tutoriales para elegir la manualidad que más te guste.

Papel reciclado comprar

Hoy en día es muy fácil comprar papel reciclado. Muchas empresas los venden, tanto físicas como virtuales. En Internet, con una simple búsqueda aparecen multitud de ellas. Pero, ¿sabes cómo elegir el papel reciclado y qué significan sus siglas?

Papel reciclado PEFC. Papel reciclado elaborado utilizando papel usado con fibras de preconsumo y post-consumo.

Certificado Cisne Nórdico: No es necesario que sea papel reciclado, pero sí que al menos el 25% de la fibra virgen utilizada proceda de plantaciones certificadas. Para su elaboración no se puede utilizar cloro ni otros compuestos químicos y debe limitar las emisiones, el consumo de agua y el de  energía.

FSC reciclado. Todo el papel es 100% reciclado.

Certificado Ángel Azul: Se trata del certificado más restrictivo, aunque no limita los consumos de agua y energía ni las emisiones.

El papel es 100% reciclado y no se utilizan blanqueantes, por lo que su fabricación provoca poca contaminación.

Ecoetiqueta Europea: El papel no tiene por qué ser reciclado y solo tiene como exigencia que el 10% de la fibra virgen utilizada para su producción proceda de plantaciones certificadas.

Además, no permite que se utilice cloro y debe limitar las emisiones, aunque no el consumo de energía y agua.

Según los métodos utilizados para blanquear el papel, las siglas serán las siguientes:

PFC: Procesado libre de cloro en el caso de productos reciclados en los que tampoco se ha utilizado cloro.

TFC: No utiliza nada de cloro. Es para el papel de fibra virgen.

ECF: Papel libre de cloro elemental. El papel reciclado no debe contener cloro, en este caso se utilizan pequeñas cantidades de dióxido de cloro.

FOTOS PAPEL RECICLADO

Author

Escribe un comentario