Reciclaje de residuos electrónicosUna buena iniciativa para la gestión de residuos electrónicos es la de la ciudad andaluza de Córdoba (España) que, con motivo de la conmemoración del Día Mundial del Medio Ambiente, el 5 de junio, presentó el «Servicio de recolección de residuos electrónicos». Se trata de un primer paso para gestionar de manera sostenible los residuos electrónicos que generan los vecinos de la ciudad.

El servicio está a cargo de una empresa privada y funciona en respuesta a demandas concretas de los vecinos a través de un número de teléfono gratuito. Así, en un lapso de 10 días a partir de la recepción de la solicitud, un camión acondicionado especialmente para esta función pasará por el domicilio para retirar los residuos.

El servicio está diseñado para recoger residuos electrónicos de cierto volumen, como teclados de ordenador, CPUs, monitores, televisores, reproductores de VHS o DVD, entre otros electrodomésticos de pequeño y mediano tamaño. El servicio será sin cargo cuando el material a recoger sea de hasta cinco elementos. Aunque, no todos los residuos electrónicos están incluidos. No se recolectarán heladeras, congeladores, neveras, lavadoras, secadoras o lavavajillas, ni aparatos electrónicos de calefacción, ventilación o aire acondicionado.

Reciclaje de componentes electrónicos

Hoy en día prácticamente todos los materiales se pueden reciclar, pero muchas veces por el desconocimiento de las posibilidades que ofrece el reciclado o por la creencia de que los residuos carecen de valor, terminan en vertederos. Sin embargo, existen empresas que se dedican a reciclar los diferentes componentes de los aparatos electrónicos para posteriormente comercializarlos. Incluso asesoran a las compañías para que cada vez sean menos los componentes que tiran y que certifiquen su política medioambiental en este ámbito.

En este sentido se han puesto en marcha interesantes iniciativas sin ánimo de lucro a nivel internacional como la Plataforma RELAC, que busca soluciones a los residuos electrónicos de ordenadores en Latinoamérica y el Caribe. Desde esta plataforma se pretende armonizar la gestión de residuos electrónicos en todo el continente. Es una iniciativa interesante que permitirá beneficiarse de prácticas respetuosas con el medio ambiente a todos los países latinoamericanos.

Y recuerda: antes de desechar un aparato que dejó de funcionar comprueba primero si se puede reparar. Otra opción es acudir a organizaciones que se encargan de rescatar las piezas que pueden seguir siendo de utilidad para actuaciones en países subdesarrollados o proyectos educativos como la Fundación Bip Bip en España.

Fuentes: Twenergy / Innovación medioambiental / residuos-electrónicos.com / Plataforma Gestión Residuos Latinoamerica y Caribe / Flickr

Author

Escribe un comentario