Hogar 'Basura Cero'Pequeños gestos a la hora de comprar ropa, alimentos o incluso muebles pueden hacer que nuestra forma de vida sea mucho más respetuosa con el Planeta. Estos son algunos consejos para aplicar el concepto “basura cero” en tu hogar.

En el dormitorio. A la hora de elegir colchón, compra uno que sea ecológico y busca ropa de cama hecha con fibras naturales. Reduce la cantidad de muebles en el dormitorio y acude siempre que puedas a tiendas de segunda mano. Puedes construir tus propios muebles con materiales reciclados: por ejemplo, con un poco de imaginación puedes crear un original cabecero con una puerta vieja de madera o de hierro.

En el armario. Seguro que tu armario está lleno de prendas que nunca utilizas. Reduce la ropa de tus cajones y la que no quieras llévala  a tiendas de segunda mano o regálala a algún familiar. Antes de tirar la ropa a la basura, intenta arreglar esos pequeños agujeros o esa cremallera rota llevándolo a una costurera. Lo mismo con los zapatos: llévalos al zapatero antes de sustituirlos por unos nuevos. Acude a tiendas de segunda mano o a minoristas locales a la hora de comprar e intenta evitar las grandes cadenas de ‘fast fashion’ donde la ropa no es de calidad y su filosofía es de ‘usar y tirar’.

En el cuarto de baño. Hay muchas maneras de reducir el uso de desechos en el baño. Para empezar,  utiliza jabones naturales e intenta comprar un champú multiusos para toda la familia, y no uno para cada uno. Intenta comprar artículos que no vengan envueltos en plástico: cortinas de ducha de cáñamo, escobillas de madera para el inodoro, cajas de jabón de aluminio, etc. Compra papel higiénico 100% reciclado y sin blanquear. Utiliza ingredientes caseros para hacer tus propios cosméticos: mascarillas de miel, exfoliantes faciales con azúcar, aceites orgánicos hidratantes, aceites limpiadores, etc. También puedes comprar artículos ecológicos como cepillos de dientes de bambú o madera 100% reciclables.

A la hora de comprar. Cada vez que vayas al supermercado, elabora una lista de la compra con lo que realmente necesitas. Así evitarás las compras compulsivas. Lleva siempre bolsas reutilizables o usa el tradicional carro de la compra. Nunca bolsas de plástico. Evita consumir productos envasados en PVC y si puedes, haz la compra a granel con botes de vidrio. Olvídate de comprar productos desechables como servilletas de papel, platos y vasos de plástico, manteles de usar y tirar… Todos esos artículos puedes sustituirlos por otros que te sirvan durante más tiempo y no te ocasionen desechos. Tu cubo de la basura y, sobre todo, el medio ambiente, te lo agradecerá.

Fuentes: My Zero Waste | Treehugger | Flickr

Escribe un comentario