Pero lo cierto es que es un problema real, muy real, que afecta a miles de especies marinas. Tal y como habrás escuchado mil veces, muchos peces y tortugas se quedan atrapados en las anillas de plástico de las latas. Estos animales son incapaces de desprenderse de ellas, y con el tiempo acaba estrangulándoles o provocándoles increíbles malformaciones. Se trata en muchos casos de una muerte lenta y dolorosa.

¿Qué podemos hacer para ayudar a proteger la fauna marina?

Lo más evidente, y lo que mucha gente ya hace, es cortar las anillas de plástico de las latas de manera que ningún animal pudiera quedarse atrapado. Eso, esperamos que lo pongas en práctica siempre, porque no se trata de ninguna leyenda urbana.

Pero, ¿cómo es posible que este tipo de residuos acabe en el mar? Eso es, sin duda, lo que más nos cuesta entender. Cómo, a día de hoy, pueden existir carencias tan graves en los procesos de reciclaje de algunos países que permitan que cualquier tipo de vertido llegue al mar. 

Nosotros, desde casa, tenemos que ser exigentes con nosotros mismos, cuidar el reciclaje y la manera en la que nos deshacemos de muchos residuos. Y por supuesto, asegurarnos de que las generaciones que vienen por detrás aprenden a hacerlo correctamente. Si tienes niños te proponemos que sean ellos los que, con ayuda de unas tijeras de punta redonda, se aseguren de cortar bien las anillas de plástico de las latas.

anillas encontradas en la playa

Escribe un comentario