El uso de las pilas recargables mediante USB, además de conseguir importantes ahorros económicos, evitando comprar nuevas pilas continuamente, es una práctica muy recomendable para el cuidado del medio ambiente, reduciendo este residuo peligroso en los vertederos.

Pilas recargables con USB

¿Cómo funcionan?

Su uso es muy sencillo. Simplemente se quita la tapa y se conectan a cualquier puerto USB durante un par de horas. Cuando el indicador LED se haya apagado ya están cargadas y listas para su uso.

Ventajas de las pilas recargables

  • Son idénticas a las pilas alcalinas AA convencionales, incluso un poco más ligeras.
  • Tienen una duración muy similar.
  • Se recargan rápidamente. En un par de horas ya están listas para su utilización.
  • No necesitan de un aparato extra para su recarga. Sólo es necesario un puerto USB.
  • Tienen un LED azul indicativo que se apaga cuando ya están cargadas.
  • Se rentabilizan desde el primer uso.
  • Evitamos la acumulación de residuos.

Las pilas recargables con USB, además, son muy prácticas para su empleo en los equipos periféricos del ordenador como pueden ser los ratones o teclados inalámbricos, pues pueden conectarse rápidamente al propio ordenador sin necesidad de usar otros aparatos o enchufes para su carga.

Escribe un comentario