Si aplicamos medidas de desarrollo sostenible en nuestros hogares, ¿por qué no hacerlo cuando estemos en la oficina? Descubre estas sencillas maneras de contribuir a la sostenibilidad cuando estés trabajando.

Personas trabajando en oficina eficiente

Usa productos de oficina responsables con el medio ambiente

Cada día, en los centros productivos se emplean cantidades ingentes de material de papelería. ¿Qué tal si los usamos con conciencia? Un paso sencillo es recurrir a papel reciclado. Recuerda que una tonelada de papel reciclado equivale a un ahorro de cerca de 270.000 litros de agua litros de agua y al equivalente a una tonelada de carbono. Por eso, busca sobre todo aquellos papeles con alto grado de componente reutilizados.

Otro idea fácil de cumplir es emplear cartuchos de tinta reutilizables para las impresoras, especialmente aquellos elaborados con materiales ecológicos. Existen también materiales como bolígrafos reciclados que nos ayudarán en nuestro propósito.

Edificios de oficina eficientes

Reduce el uso del papel: digitaliza

En la era del correo electrónico, procura imprimir lo menos posible. Digitaliza todos los documentos que se pueda y por supuesto comenten entre los empleados este objetivo de usar menos papel y menos tinta. Además el papel ocupa espacio y recursos. Los Pen-drives y discos duros, ocupan menos y tienen gran capacidad de almacenamiento.

Pon fácil el reciclaje de residuos

No sólo en los hogares tiramos resto de comidas, latas de bebidas o papeles a la basura. ¡También en la oficina! Entonces, ¿por qué no contar con unos contenedores accesibles para todos? Incluso hay quien propone papeleras de reciclaje individuales para papel, plásticos y aluminio, pero seguramente baste con poner unos grandes en un sitio donde todos los empleados tengan acceso. ¡Es cuestión de acostumbrarse!

Recipientes para reciclar

Pon el aire acondicionado a una temperatura razonable

Ni muy caliente en invierno ni muy frío en verano. En verano, la época que más controversia levanta por los termostatos en los centros de trabajo, se recomienda una temperatura de 24 grados. Se calcula que cada grado extra de refrigeración representa un incremento de consumo de energía del 7%.

Evita el consumo fantasma de energía

Este consumo se produce sólo por el hecho de tener tus aparatos conectados a la red eléctrica. Los cargadores de los teléfonos móviles, los teléfonos inalámbricos, los ordenadores, los monitores LCD y las impresoras, se sitúan entre los 10 aparatos que más energía consumen.

Buenas opciones son apagar las regletas cada vez que se cierra la oficina, pedir a todos que una vez cargados los teléfonos se quiten los cargadores de los enchufes, o instalar regletas anti stand by y sobre enchufes inteligentes.

Escribe un comentario