Estos datos, que concluyen que un piso de 110 metros ahorraría 572 euros anuales, si se mejora en tres puntos la eficiencia energética (de E a B), proceden de un estudio coordinado por el Doctor Arquitecto D. Justo García Navarro, y realizado por la Universidad Politécnica de Madrid. Para llegar a estas cifras el profesor y su equipo han analizado un edificio real de 143 viviendas protegidas situado en Vallecas, al sur de Madrid, según los criterios fijados en el Real Decreto 47/2007 por el que se asigna una calificación diferente a los edificios según su eficiencia en materia de energía.Calificacion energetica

De esta manera, el propietario de una vivienda que mejore su calificación energética del tipo E al tipo B puede ahorrarse al año un 76% de sus consumos, lo que mes a mes se traduce en un ahorro de 48 euros en materia energética y en términos de CO2 en una reducción de emisiones de casi 30 kilogramos de CO2 por metro cuadrado anuales.

Y esto, ¿cómo se consigue?

Ahora que, con lo leído hasta el momento, estamos un poco más convencidos para mejorar la eficiencia energética de nuestro hogar nos asaltan las dudas: ¿Cómo lo hacemos?

El equipo de García Navarro lo tiene claro: «La eficiencia energética no depende tanto de la inversión económica como de la concepción conjunta y equilibrada de las actuaciones posibles». Una concepción que se traduce en un diseño que combine compacidad, orientación, porcentaje de huecos, protección solar y aislamiento térmico, además de sistemas eficientes de producción de calefacción con calderas de condensación de baja temperatura, sistema de emisión por suelo radiante y combustible gas natural.

Consulta el estudio completo.

Fuentes: Elaboración propia / asprima.es / boe.es / mityc.es / flickr.com

Escribe un comentario