La cocina es una actividad diaria y repetitiva en miles de hogares de todo el mundo. El uso adecuado de los electrodomésticos nos proporcionará un ahorro notable en nuestras facturas, siendo necesario establecer un orden determinado.

Madre e hijo cocinando

Pasos a seguir en tu cocina

  • Usa los recursos en el siguiente orden: microondas, olla a presión y horno. Éste último es el electrodoméstico que más energía consume.
  • Aprovecha al máximo el calor de la cocina. Para ello, procura que los recipientes que utilices sean un poco más grandes que las zonas de cocción empleadas. De esta manera, no se desperdiciará calor a través de la vitrocerámica o cocina a gas.
  • Si tienes una cocina eléctrica, utiliza baterías de cocina, sartenes y cazos con fondo grueso difusor. Así, lograrás una temperatura más homogénea en todo el recipiente.
  • Usa ollas a presión super rápidas. Éstas consumen menos energía y además ahorran tiempo.
  • Tapa las ollas y sartenes durante la cocción. La comida se hará antes y consumiremos menos energía por la duración del cocinado.
  • Aprovecha el calor residual de las cocinas eléctricas. Si apagas la vitrocerámica (con excepción de aquellas que son de inducción), cinco minutos antes de finalizar la cocción, ahorrarás energía sin que por esto la comida tarde más en hacerse.

Escribe un comentario