¿Por qué no crear tu propio maquillaje? Estamos rodeados de anuncios de cosméticos y perfumes de grandes firmas. La composición de estos productos es todo un misterio y tras ellos siempre se esconde la práctica de la experimentación con animales.

Estantería con cosméticos

Origen de la cosmética ecológica

La cosmética ecológica existe desde tiempos remotos. Los antiguos egipcios ya utilizaban hace 4.000 años, pigmentos naturales, aceites vegetales y grasas animales para crear los primeros potingues de la Humanidad. Ahora tenemos la oportunidad de recuperar parte de esa tradición y realizar nuestros propios productos personalizados con ingredientes orgánicos y ecológicos.

¿Cómo crear un colorete (o “blush”) casero?

Para la creación de un colorete casero de lo más orgánico, necesitas los siguientes elementos:

  • ¼ de taza de polvo de remolacha
  • ¼ de taza de fresas
  • ½ cucharadita de aceite de oliva

La preparación es sencilla: mete todos los ingredientes en la licuadora y listo. Consérvalo en la nevera, en un recipiente hermético, para dar color a las mejillas de una forma natural, sana y económica. Más original imposible.

Artesanalmente, también podemos inventar otros productos más “complicados”: cremas, lociones, mascarillas, champús y todo lo que se te ocurra. Aceites vírgenes, algas, sales, barros, mantecas, extractos de plantas aromáticas, derivados de las abejas como el polen, son tus armas para poder crearlos. Los aceites esenciales de las plantas y la refrigeración, te pueden ser útiles para su conservación.

Manos cogiendo lavanda

La fabricación casera cuenta con la ventaja de que siempre puedes calcular qué cantidad vas a necesitar. ¡Probemos a ser nuestros propios alquimistas y a ponernos guapos!

Escribe un comentario