Enredaderas, plantas de veranoMantenernos frescos nos cuesta una media de 0,92 euros por Kwh consumidos. ¿Cómo podemos bajar este consumo sin sucumbir al calor del verano?: Llenando de plantas tu hogar. El aire acondicionado vegetal no es ni más ni menos que una cubierta de plantas que refrigerarán tu casa u oficina por muy poco dinero y además de una forma sostenible.

Para ello se aprovecha el método que utilizan las plantas para mantenerse frescas de forma natural y que se conoce como la evapotranspiración. Con este proceso por cada litro de agua evaporado por la vegetación se produce 0,64 Kwh de enfriamiento en el aire.

Además de barato, sano

Pero pasar del aire acondicionado eléctrico y optar por la versión natural tiene alguna que otra ventaja más. Las plantas, además de refrescar el ambiente, conservan la humedad de la estancia y sirven como filtro de los posibles agentes contaminantes que pueda haber. De esta forma, se evita el ambiente seco típico del aire acondicionado convencional y desaparece el riesgo de contraer enfermedades que se suelen asociar a sistemas que reutilizan una y otra vez el mismo aire sin ser tratado.

Este sistema, el de la pared de plantas como sustitutivo del aire acondicionado tradicional, solo tiene un inconveniente: el consumo de agua es bastante elevado. A pesar de este dato, el gasto, en términos económicos, es seis veces menor que la opción eléctrica.

Fuentes: Elaboración propia / ecologiaverde.com / flickr.com

Escribe un comentario