El aire acondicionado es uno de los electrodomésticos que tenemos para los momentos en los que el calor se hace presente en nuestro hogar u oficina. Debido a que está relacionado con el oxígeno que respiramos, realizar un correcto mantenimiento del aire acondicionado es indispensable si usamos uno, dos o más aparatos de este tipo.

Aire acondicionado deteriorado

En el presente artículo queremos explicarte cómo realizar un correcto mantenimiento del aire acondicionado, destacando los diferentes factores que deberás tener presentes a la hora de cuidar tu electrodoméstico. Si estás listo, ¡comencemos!

¿Cada cuánto deberás hacerle mantenimiento?

Aire acondicionado

El factor tiempo es uno de los más importantes cuando se habla del mantenimiento del aire acondicionado. Si solo haces uso de este aparato en temporadas como, por ejemplo, el verano, deberás realizar los siguientes pasos antes de encenderlo.

El mantenimiento del aire acondicionado debe hacerse interna y externamente

Aunque visualmente tu aire acondicionado luzca perfecto, el interior de este puede haber sido afectado por agentes externos que en ocasiones no son visibles para el ojo humano. Por lo tanto, a continuación te compartimos los pasos que deberás seguir para poder mantener en buen estado la unidad interior y exterior de tu aparato.

Cuidados de la unidad exterior

Productos de limpieza para el mantenimiento del aire acondicionado

  1. La unidad exterior puede sufrir fugas de gases refrigerantes, los cuales se caracterizan por ser muy contaminantes para el medio ambiente, por ello el primer paso para hacer un correcto mantenimiento del aire acondicionado es revisar esta unidad y asegurarte de que no haya ninguna fuga.
  2. Los soportes de tu aire acondicionado también pueden deteriorarse con el tiempo. Además, cada una de sus piezas puede llegar a oxidarse con el paso del tiempo, motivo por el que te recomendamos verificar su estado.
  3. Eliminar todas las obstrucciones que hubiera al paso de aire.
  4. Utilizando una brocha grande puedes limpiar el polvo que se va acumulando en las rejillas del aire acondicionado, el cual puede generar alergias u otras enfermedades de no retirarse periódicamente.

Cuidados de la unidad interior

Herramientas

  1. Así como sucede con los filtros de agua, el filtro del aire acondicionado debe limpiarse con frecuencia. Retíralo, límpialo y así evitarás que las impurezas que se fueron acumulando en él impidan el correcto funcionamiento de tu equipo. Si durante la revisión observas su deterioro, desde Twenergy te recomendamos sustituirlo por uno nuevo.
  2. Debajo de los filtros también debes limpiar el espacio que queda. Para ello, pulveriza abundante agua y un par de gotas de lejía (¡ten cuidado de no mojar el contenedor de la placa electrónica!). El agua irá cayendo a la bandeja de condensados y, una vez hecho esto, lo mejor es que actives el modo ventilación de tu electrodoméstico.
  3. El tubo y la bandeja que recoge el agua también deben limpiarse cuando te dispongas a realizar el mantenimiento del aire acondicionado. Si lo crees necesario, aplica bactericidas para complementar la limpieza.
  4. Finalmente, revisa y supervisa el funcionamiento de los termostatos de control.

Además de la frecuente limpieza y mantenimiento del aire acondicionado, es necesario que apliques algunas técnicas para alargar la vida útil de tu aparato. Una de ellas es limitar la temperatura del aire acondicionado, esto evitará posibles enfermedades respiratorias y, por supuesto, controlará su consumo.

Con todas estas comprobaciones y sustitución o reparación de las partes que estuvieran dañadas, tu aire acondicionado estará listo para brindarte la mejor calidad del aire. Sin embargo, es importante que hagas uso responsable de este y el resto de electrodomésticos que tengas, solo así podrás colaborar con la eficiencia energética (¡y con tu bolsillo!) ūüėČ

Write A Comment

Guardar en Pinterest