Grifo de ducha con ACSA diario desperdiciamos una gran cantidad de agua cuando al abrir el grifo de la ducha, lavabo o fregadero la dejamos correr esperando a que llegue caliente. Para evitar este consumo innecesario un grupo de investigadores de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), liderados por el doctor Jesús Villén, han desarrollado y patentado un sistema de ahorro de agua doméstico que permite almacenar el agua fría que se encuentra en la tubería antes de que empiece a funcionar el calentador y que habitualmente se desperdicia.

Este sistema consiste en un grifo y una bomba de fácil instalación que consiguen almacenar el agua que se desperdicia mientras que llega el agua caliente. La utilidad de este invento, concebido por el inventor Said Moukafih, se basa en que la cantidad de agua potable que se desperdicia o que empleamos a una temperatura no deseada mientras se espera a que llegue el agua caliente al grifo, depende fundamentalmente de dos factores: la distancia que separa el calentador de agua del grifo y el diámetro de la tubería que hay entre ambos, además del tipo de sistema de calentamiento del agua que se tenga instalado, ya que en los sistemas de gas se tarda un cierto tiempo en calentar el agua del circuito que se encuentra fría cuando no está en funcionamiento.

La gran ventaja de este sistema es que se trata de una instalación, sencilla y de bajo coste, de una pequeña bomba en las proximidades del calentador y la sustitución del grifo, con la cual podríamos ahorrar hasta 5 litros por persona al día, según nos indica este grupo de investigadores, que dice que 10 millones de agua potable se convierten cada día en aguas residuales en la comunidad de Castilla-La Mancha.

Es además, de gran utilidad, la Guía Práctica de la Energía publicada por el IDAE que nos da algunas ideas para ahorrar agua en casa, como por ejemplo, racionalizar el consumo de agua no dejando los grifos abiertos inútilmente (en el afeitado, en el cepillado de dientes…), tener en cuenta que una ducha consume del orden de cuatro veces menos agua y energía que un baño o colocar reductores de caudal o aireadores en los grifos que reducen notablemente el consumo.

Fuentes: Elaboración propia / scienceknowledge.org / IDAE / Flickr

Escribe un comentario