Instalacion de Smart Grids o redes electricas inteligentesAunque no existe una definición estandarizada del término, la European Technology Platform Smart Grids (Plataforma Tecnológica Europea para Redes Inteligentes) define smart grids como aquellos sistemas de intercambio de energía eléctrica capaces de integrar de forma inteligente el comportamiento de los «usuarios» que se encuentran conectados a él, de modo que facilitan un transporte energético sostenible, económico y seguro. Cabe matizar que cuando se alude a los «usuarios» se trata tanto de los consumidores finales, como de los generadores.

En definitiva, las redes inteligentes son la clave para que, por ejemplo, podamos utilizar de forma más eficiente las energías renovables aplicando las últimas innovaciones tecnológicas al sistema de distribución eléctrica. De este modo, podremos disfrutar de un nuevo sistema de transporte y distribución de electricidad que permita a las personas hacer un seguimiento y control de la energía que quieren utilizar y a qué precios la podrán consumir.

De este modo, las smart grids no solo transmiten energía, sino también recogen y facilitan información muy valiosa para la correcta gestión del sistema eléctrico. Para ello, cuentan con tres componentes primarios: Smart Metering (contadores inteligentes), Grid Intelligence (la infraestructura de la red y sus controles) y Utility IT (gestión inteligente de datos).

El mundo necesita de las redes inteligentes para hacer frente de manera sostenible a los nuevos retos que suponen la creciente demanda energética como consecuencia del desarrollo económico, la integración de las energías renovables en el sistema eléctrico de los países y la aparición de innovaciones tecnológicas capaces de cambiar nuestro comportamiento en cuanto al consumo energético, como puede ser el coche eléctrico. Se trata de pasar de un modelo centralizado, donde había un generador principal y muchos consumidores a otro sistema, parecido al de la red Internet, donde haya muchos productores y muchos consumidores.

Un primer paso hacia las smart grids es el ‘Plan de sustitución de contadores de medida en los suministros de energía eléctrica' puesto en marcha en España desde el 1 de enero de 2008 para reemplazar los actuales contadores, que durará hasta final de 2018. Los nuevos equipos inteligentes, serán capaces de permitir la discriminación horaria y la telegestión. Esto servirá para conocer la curva de consumo y ayudará a ofrecer a cada cliente un servicio más ajustado a sus necesidades y, en consecuencia, un ahorro en su factura de energía eléctrica.

 

Fuente:  Elaboración propia / smartgrids / energiadiario.com / flickr

Escribe un comentario